02 abril, 2013

La segunda fila

Las obras de segunda fila de un gran escritor merecen ser leídas porque brindan la mejor crítica de sus obras maestras. Aquí sus dificultades son más aparentes y el método que empleó para superarlas no está disimulado con tanto ingenio.

Virginia Woolf, "El lector común" (en el texto consagrado a Jane Austen)