10 abril, 2013

Cómo decirle adiós




Otro libro que renueva la herencia de los ejercicios de estilo de Raymond Queneau es el muy ingenioso y divertido "Cómo decirle adiós", de la francesa Cécile Slanka.

Se trata de cien maneras diferentes de decirle adiós a un amante. O, si se prefere, cien maneras diferentes de redactar una nota de despedida.

Vaya milagro, el libro fue traducido al castellano por Julieta Carmona Lombardo, en 2008, para el editorial El Aleph. Y en la misma página de la editorial me encontré dos muestras de las versiones traducidas:

Con cojones

Carole,
Nunca pensé que me iría de tu casa dejándote sólo una notita pero ya ves, soy un cobarde, no tengo cojones como me dices siempre, así que me resulta imposible decirte a la cara hasta qué punto me los tocas.
Ciao bella, la vida será más dulce sin ti. Bernard

Mordaz


Ay amor mío,
Esta carta es para decirte que te dejo. No sé si algún día lograré olvidar el incomparable tacto de tu piel, el inigualable encanto de tu sonrisa, la perfección de tu busto, el increíble contorno de tus piernas, la genialidad de tus reflexiones, el atractivo de tu conversación, los innumerables talentos que te caracterizan y la divina perfección de tus abrazos, pero me parece que Jean-Pierre podrá ayudarme. Corinne