28 diciembre, 2012

La guerra



Dos ejércitos enzarzados no son más que un único ejército que se suicida.

Henri Barbusse, "El fuego (Diario de una escuadra)", traducción de Carles Llorach, Montesinos.

26 diciembre, 2012

Index Translationum





El Index Translationum, un listado con los libros traducidos en el mundo, creado en 1932, puede consultarse desde hace ya tiempo en Internet, en la siguiente dirección:

 http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php-URL_ID=7810&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html

Una de sus secciones más reveladoras es la que corresponde a las estadísticas, cuyo cómputo se aplica a todas las traducciones reflejadas en el Index Translationum desde 1979 hasta  2011 y a todo el conjunto de lenguas y regiones del mundo.

Gracias al Index, por ejemplo, puede saberse cuáles son (por ejemplo) los diez escritores albanos o búlgaros más traducidos en otros idiomas o cuáles son las diez editoriales de un país dado que más traducciones publican.

Ciertos resultados son interesantes.

Los cinco editores que más traducciones publican en Argentina son, en este orden, Kier, Atlántida, El Ateneo, Sudamericana y Lidium. En España son Harlequín, Círculo de lectores, Plaza & Janés, Alianza Editorial y Ediciones B. En México:  Fondo de Cultura Económica, Limusa, Grijalbo, McGraw-Hill y Trillas.

Los diez autores de lengua inglesa más traducidos en el mundo (siempre según el Índex en el periodo 1979-2011) son, en este orden, Agatha Christie, William Shakespeare, Enid Blyton, Danielle Steel, Barbara Cartland, Stephen King, Nora Roberts, Arthur Conan Doyle y Mark Twain.

Los siete autores de lengua francesa más traducidos a otro idioma son, en este orden, Julio Verne, Alexandre Dumas, Georges Simenon, Renée Goscinny, Honoré de Balzac, Charles Perrault y Antonie de Saint-Exupéry.

Los diez autores de lengua española más traducidos en el mundo  son, en este orden, Gabriel García Marquez, Isabel Allende, Mario Vargas Llosa, Miguel de Cervantes Saavedra, Jorge Luis Borges, Jose Maria Vilasalo Parramón, Federico García Lorca, Pablo Neruda, Julio Cortázar y Carlos Fuentes.

Los países donde  se publican más traducciones de textos originalmente escritos  en castellano son, en este orden, Francia, Alemania, Estados Unidos, Brasil, Portugal, Italia, Polonia, Reino Unido y Holanda.

Los diez idiomas de los que más se traduce, como punto de partida, al castellano son: inglés, francés, italiano, ruso, catalán, latín, portugués, griego clásico (hasta 1453) y japonés.

22 diciembre, 2012

Diez microapuntes sobre micronarrativa




Andrés Neuman ha publicado en su blog estos diez microapuntes sobre micronarrativa:

1. No es lo mismo lo breve que lo corto: lo breve calla a tiempo, lo corto antes de tiempo. 

2. La vocación de todo microcuento es crecer sin ser visto. 

3. Lo más raro del microcuento no es su minúscula extensión, sino su radical estructura. 

4. Puntuarlo con bisturí. 

5. Un microcuento empieza entre comillas y termina en puntos suspensivos. 

6. Los verbos vuelan, los sustantivos corren, los adjetivos pesan. 

7. La tentación del chiste es la termita del microcuento. 

8. Los personajes del microcuento caminan de perfil. 

9. El microcuento necesita lectores valientes, es decir, que soporten lo incompleto.

10. Cuanto más breve parece, más lento se lee.

20 diciembre, 2012

Libros del año



 Mi novela "El país imaginado" figura en la lista de los "treinta libros de narrativa imprescindibles de este año" según el periódico La Vanguardia, de España, donde escriben:

La cosecha literaria del 2012  ha sido de las buenas. En lo internacional, además de los nombres consagrados -Don DeLillo, Julian Barnes, Salman Rushdie, Amélie Nothomb, Ismail Kadaré, Toni Morrison...- ha permitido conocer a un excelente grupo de debutantes: del norteamericano Ronald Ray Pollock a la británica Rachel Joyce pasando por el francés Alexis Jenni o también -no cabían todos en la selección final- el alemán Rolf Bauerdick, cuya El día que la Virgen llegó a la Luna (Salamandra) -en la que se funden la cultura gitana, la dictadura comunista, las supersticiones, el despertar al mundo adulto y la carrera espacial- acaba de ser elegida mejor novela europea del año por un jurado presidido por el cineasta Costa-Gavras.

En lengua española han destacado las novedades de algunos de los principales nombres de nuestras letras, como Enrique Vila-Matas -en una novela sonámbula por escenarios barceloneses, Aire de Dylan-, Javier Marías, Javier Cercas o Luis Landero, junto a otros autores menos conocidos pero igualmente virtuosos, como Eduardo Berti y su hechizante novela oriental El país imaginado u Olga Merino y su alegre travestido ambulante por la España franquista. Cabría citar también La hija del Este (Seix Barral) de Clara Usón, centrada en la figura de la hija del criminal de guerra Ratko Mladic.

La nota completa:

18 diciembre, 2012

Sail Away


La última de las tres canciones narrativas de las que hablaré en este blog (sí, prometo terminar acá con este asunto) pertenece a uno de mis cantautores favoritos: Randy Newman.

Tras los diálogos (en directo o por medio de mensajes en la heladera), veremos ahora una escena plasmada mediante un monólogo.

Estamos en África y un mercader viaja allí en busca de esclavos, pero en vez de capturarlos por la fuerza lo hace por obra de una especie de discurso publicitario lleno de alabanzas engañosas a los Estados Unidos.

Si Newman es un gran maestro del sarcasmo, en este caso la maestría llega a una de sus cumbres.



La canción se llama "Sail Away" y forma parte del que muchos consideran el mejor álbum de Newman: el homónimo Sail Away (1972).

In America you get food to eat
Won't have to run through the jungle
And scuff up your feet
You just sing about Jesus and drink wine all day
It's great to be an American

Ain't no lion or tiger, ain't no mamba snake
Just the sweet watermelon and the buckwheat cake
Ev'rybody is as happy as a man can be
Climb aboard, little wog, sail away with me

Sail away, sail away
We will cross the mighty ocean into Charleston Bay
Sail away, sail away
We will cross the mighty ocean into Charleston Bay

In America every man is free
To take care of his home and his family
You'll be as happy as a monkey in a monkey tree
You're all gonna be an American

Sail away, sail away
We will cross the mighty ocean into Charleston Bay
Sail away, sail away
We will cross the mighty ocean into Charleston Bay

17 diciembre, 2012

Brandt Rhapsodie


Otra canción singular (e indudablemente "narrativa", como decía ayer acerca de "Sinal fechado") es la "Brandt Rhapsodie" del francés Benjamin Biolay, incluida en su álbum doble "La Superbe".

Brandt es una marca (bastante popular, por cierto) de heladera o nevera. La canción es un diálogo, pero no en directo (a diferencia de "Sinal fechado"), sino que se trata de un intercambio de post-it o de papelitos con imanes en la puerta de la heladera, a lo largo de un tiempo prolongado. De hecho, la canción cuenta toda la historia de amor (y desamor) entre ella  (voz de Jeanne Cherhal) y él (Biolay, of course)



Encontre en un blog (enlace) una muy pertinente traducción de la letra:
Ella: Tenemos que volver a vernos
Sabes, desde el martes he pensado mucho en ti
me puedes encontrar en el 06060606 y por la noche, en casa.

Él: He pasado una noche deliciosa, 
aunque ahora tengo un poco de migraña
Estás tan guapa cuando eres odiosa
Ya te contaré en una semana

Ella: Sueño con tu cuerpo, sueño con tu boca
te quiero cerca de mi, quiero que me toques
Sueño con tu piel y tus manos, sólo pienso en ti
ya no salgo de juerga, no hago nada

Él: Cariño, dormías tan bien que no he osado despertarte
Trabajo hasta las 07:20, si quieres después podemos llamarnos
No sé lo que haces esta noche, yo no tengo nada previsto
si tienes trabajo me despido y te beso el culo

Ella: Te pertenezco, te quiero, pienso en nosotros
Eres mi hombre, eres mi ideal
Te deseo todo el tiempo, en todas partes
Eres mi gran proyecto, te seguiré a todas partes.

Él: Porque te quiero, porque me haces feliz,
porque tener flores en una cocina es bonito
te beso, una y otra vez
Sí, ahí también.

Ella: Cariño, mañana nos vemos en el aeropuerto
Orly, terminal 2 nueve y media
no hagas preguntas, coge sólo tu pasaporte
Te quiero, te quiero, buenas noches

Él: Cariño, hay comida en el frigorífico
hoy llegaré tarde, seguro que después del último metro
al final vas a poder pasar una noche tranquila...
Te Q (y ahí, hay un corazón dibujado al estilo bille)

Ella: Estoy embarazada...

Ella: Cariño, tu madre acaba de telefonear
creo que todavía no se ha atrevido a avisar a tu hermana
tu padre ha vuelto a tener un ataque esta noche
Te quiero, llamamé, pienso en ti, pienso en él

Él: Ayer por la noche olvidé decirte algo importante
¿podrías llamarme en cuanto te levantes en cualquier momento?
(se abre paréntesis) importante, pero no grave (se cierre el paréntesis)
Un beso.

Ella: Cariño, no me esperes esta noche
tengo mucho trabajo y es probable que llegue tarde
creo que debe quedar media pizza en algún sitio
pero comprueba la fecha en la caja

Él: No te olvides que cenamos en casa de mi hermana
si te ocupases del vino serías un cielo
pues puede que llegue tarde
(un poco más abajo) te vuelvo a dar la dirección y los códigos:
59 boulevard Menilmontant code AB 1981

Ella: La vecina ha dejado una nota sobre el palier
el gato ha gritado toda la noche en la escalera
si te apetece cuando salgas tira la basura
y piensa en llamar a tu madre, me acosa

Él: El tío del cable vendrá entre las 7:15 y las 9:15
intenta estar despierta
(Más grande, en un código diferente, una cosa que no tiene ninguna relación
estilo número de pasaporte)

Ella: Pagar EDF, Orange, abono del Canal
más el regalo común para mi hermano el fin de semana que viene
no encuentro el talonario ¿lo tienes tú, verdad?
Si es así, ponlo de manifiesto en el salón

Él: La reunión es a las 19:30 h en punto en la escuela ('en punto' está subrayado)
F. ha vuelto a llamar, me ha dicho algo de un chalet
no lo he entendido, en fin... ¡tú tienes que saberlo mejor que yo!
Nos vemos más tarde (el más es una cruz)

Ella: Romper tres huevos, añadir medio litro de leche
incorporar 100 gramos de harina progresivamente
añadir de un golpe 50 gramos de materia grasa
pones mitad de mantequilla mitad de margarina
y mezclas

Él: Código de reserva qwxxcj
Palabra clave: Casablanca
Salida Orly 9h47, vuelta el 23 a las 7h15
Llegada a París 11h03 Charles de Gaulle Terminal 3

Ella: Una baguette, gambas, 3 aguacates, sopalín
tampones normales, lavavajillas
leche semidesnatada bio, 6 huevos bio
bolsa de basura 50 litros

Él: (con una letra diferente en papel con membrete):
Effexor 75 mg lp 1 cápsula 3 veces por día
Alprazolam 0,50 mg y 6 tomas por día máximo
(seguido de una firma, informe seguido de una caducidad)

Ella: Te recuerdo que tienes un hijo que va a la escuela todas las mañanas
y al que le gustaría desayunar con su padre de vez en cuando
Saludos.

Él: La visita es a las 16h y todavía hay un montón de cosas tuyas en el despacho del fondo
Sin duda querrás recuperarlas
Llámame, mi nuevo número 0662734963.

16 diciembre, 2012

Semáforo rojo


Muchos cantantes grabaron "Sinal fechado" (Semáforo en rojo), singularísima composición de Paulinho da Viola, una de esas canciones narrativas que, en cierta medida, parecen un cuento o una pequeña pieza teatral. Pese a que se trata de un diálogo entre dos personajes (en medio del fragor del tránsito y de un semáforo en rojo que está por ponerse en verde), en sus excelentes versiones Elis Regina o del mismo Da Viola no caen en la tentación de repartir los roles con otro cantante, sino que asumen las voces de los dos personajes. Distinto es el caso de Chico Buarque, quien optó por las dos soluciones: grabó él solo la canción en un disco homónimo, pero luego volvió a grabarla a dúo con Maria Bethânia.



– Olá! Como vai?
– Eu vou indo. E você, tudo bem?
– Tudo bem! Eu vou indo, correndo pegar meu lugar no futuro... E você?
– Tudo bem! Eu vou indo, em busca de um sono tranqüilo... Quem sabe?
– Quanto tempo!
– Pois é, quanto tempo!
– Me perdoe a pressa - é a alma dos nossos negócios!
– Qual, não tem de quê! Eu também só ando a cem!
– Quando é que você telefona? Precisamos nos ver por aí!
– Pra semana, prometo, talvez nos vejamos...Quem sabe?
– Quanto tempo!
– Pois é...quanto tempo!
– Tanta coisa que eu tinha a dizer, mas eu sumi na poeira das ruas...
– Eu também tenho algo a dizer, mas me foge à lembrança!
– Por favor, telefone
– Eu preciso beber alguma coisa, rapidamente...
– Pra semana...
– O sinal...
– Eu procuro você...
– Vai abrir, vai abrir...
– Eu prometo, não esqueço, não esqueço...
– Por favor, não esqueça, não esqueça...
– Adeus!
– Não esqueça!
– Adeus!



En su momento, allá por 1969, la canción resultó ganadora en un festival de música popular brasileña y (tal como puede verse arriba, en el video) dividió completamente al público.

En su blog dedicado a la MPB (ver enlace), Sonia Mella escribe con gran perspicacia acerca de esta canción:

Sinal Fechado es un caso raro. Se fusionaron en ese momento, en 1969, la música erudita moderna y el samba. No es difícil imaginar que Paulinho da Viola escuchaba obras de compositores como Malcon Arnold, como él nos confirma, pero Sinal fechado no es sólo un experimento o una fusión exitosa de conciertos modernos con la música brasileña. Es algo más. Muchos piensan que la letra de esa música es un retrato de la vida urbana en la época de la dictadura militar brasileña, que el año anterior había materializado su peor evento hasta entonces al suprimir los derechos constitucionales del ciudadano a través del AI-5. La dictadura terminó hace mucho y una nueva mirada nos muestra que esta obra no fue superada en la forma, en el contenido, en la experiencia estética y en el alcance de su letra. Sinal fechado tiene más sentido hoy que cuando fue compuesta. Su estética fría y tensa ya no nos resulta tan extraña. Es el himno del desencuentro, del mundo contemporáneo, de las ciudades movidas, de los semáforos en rojo (sinais fechados) siempre presentes que nos obligan a observar a las personas por dentro de los autos, de la vida urbana, de la necesidad de buscarse un lugar en el futuro. Sinal fechado ya procuraba su lugar en el futuro cuando fue compuesta y ciertamente lo logró.

15 diciembre, 2012

El grafógrafo


Escribo. Escribo que escribo. Mentalmente me veo escribir que escribo y también puedo verme que escribo. Me recuerdo escribiendo ya y también viéndome que escribía. Y me veo recordando que me veo escribir y me recuerdo viéndome recordar que escribía y escribo viéndome escribir que recuerdo haberme visto escribir que me veía escribir que recordaba haberme visto escribir que escribía y que escribía que escribo que escribía. También puedo imaginarme escribiendo que ya había escrito que me imaginaría escribiendo que había escrito que me imaginaba escribiendo que me veo escribir que escribo.

De "El grafógrafo", de Salvador Elizondo

14 diciembre, 2012

Entrevistas capotianas

 Truman CAPOTE

En su blog "Alma en las palabras" (enlace),  el escritor Toni Montesinos somete a diversos autores a una "entrevista capotiana". Ya conocíamos el cuestionario Proust, pero ¿entrevista capotiana? Montesinos lo explica así: 

En 1972, el escritor estadounidense Truman Capote (1924-1984) publicó un original texto que venía a ser la autobiografía que nunca escribió. Lo tituló «Autorretrato» (en Los perros ladran, Anagrama 1999), y en él el autor de A sangre fría se entrevistaba a sí mismo con especial astucia y brillantez.

Las preguntas son, entre otras: 
 Si tuviera que vivir en un solo lugar, sin poder salir jamás de él, ¿cuál elegiría?
¿Prefiere los animales a la gente?
¿Es usted cruel?
¿Tiene muchos amigos?
¿Qué cualidades busca en sus amigos?
¿Es usted una persona sincera? 
¿Cómo prefiere ocupar su tiempo libre?
¿Qué le da más miedo?
¿Qué le escandaliza, si es que hay algo que le escandalice?
¿Cuál es, en cualquier idioma, la palabra más llena de esperanza?
¿Y la más peligrosa?
¿Alguna vez ha querido matar a alguien?

Ya han respondido a estas preguntas unas cuarenta escritores, entre ellos Alberto Olmos, Álvaro Colomer, Santiago Roncagliolo, Fernando Iwasaki, Guillermo Busutil, Jordi Doce y Cristina Peri Rossi.

12 diciembre, 2012

Cinco libros: Edmundo Paz Soldán

 
Estoy pidiéndole a diversos escritores y artistas que recomienden cinco libros de ficción a los lectores de este blog y por qué no, de paso, al autor del mismo. No se trata, para nada, de un ránking ni mucho menos de una lista canónica. Se trata, más bien, de cinco libros que repentinamente ellos quieran proponer y compartir con los demás.
 

El voto de Edmundo Paz Soldán:





Aquí van cinco libros para recomendar, entre los últimos que me han impactado:

• Mircea Cartarescu, Nostalgia (una Alicia en el país de las maravillas en versión lisérgica, lo cual es mucho decir)

• Eduardo Mitre, Obra poética (1965-1998) (el primer tomo de las obras completas del poeta boliviano más importante hoy)

• Kevin Powers, Los pájaros amarillos (una de los primeras grandes novelas sobre la guerra en Irak)

• Luis Harss, Los nuestros (una necesaria reedición de un libro legendario)

• Wislawa Szymborska, Paisaje con grano de arena (la mejor puerta de ingreso a un mundo poético fascinante)

Edmundo Paz Soldán (Bolivia, 1967) enseña Literatura Latinoamericana en la Universidad de Cornell (Nueva York). Es autor de nueve novelas, entre ellas Río Fugitivo (1998), La materia del deseo (2001), Los vivos y los muertos (2009) y Norte (2011), y de los libros de cuentos Las máscaras de la nada (1990), Desapariciones (1994) y Amores imperfectos (1998). Ha coeditado los libros Se habla español (2000) y Bolaño salvaje (2008). Sus obras han sido traducidas a nueve idiomas, y ha recibido numerosos premios, entre los que destaca el Juan Rulfo de cuento (1997) y el Nacional de Novela en Bolivia (2002). Su último libro, que acaba de editar Páginas de Espuma, es Billie Ruth.

http://www.elboomeran.com/blog/117/edmundo-paz-soldan/ 

11 diciembre, 2012

Premio para Clara Obligado


Hoy martes 11 de diciembre, a las 20 horas, la escritora argentina Clara Obligado recibirá el IX premio Setenil al Mejor libro de cuentos publicado en España en 2011 por El libro de los viajes equivocados.


En ediciones anteriores los ganadores fueron Alberto Méndez (Los girasoles ciegos), Juan Pedro Aparicio (La vida en blanco), Cristina Fernández Cubas (Los parientes pobres del diablo), Sergi Pàmies (Si te comes un limón sin hacer muecas), Óscar Esquivias (La marca de Creta), Fernando Clemot (Estancos del Chiado), Francisco López Serrano (Los hábitos del azar) y David Roas por Distorsiones.

En esta oportunidad, un jurado integrado por Cristina Fernández Cubas (presidenta), Antonio Lucas y José María Pozuelo Yvancos destacó al libro de Clara Obligado entre una serie de obras finalistas: El vigilante del fiordo (Fernando Aramburu), Conversación (Gonzalo Hidalgo Bayal), Los caníbales (Iván Humanes), Historias de un dios menguante (José Mateos), Hacerse el muerto (Andrés Neuman), Calle Aristóteles (Jesús Ortega), Geometría del azar (Fernando Palazuelos), Habitaciones privadas (Cristina Peri Rossi) y Esquina inferior del cuadro, de Miguel Ángel Zapata.

Entrevistada por La Opinión, de Murcia, Clara Obligado considera que la diferencia entre la buena literatura y la mayoría de best sellers que llenan las estanterías es «igual que la del artesano y una tienda de ropa de un gran centro comercial», y lo único que puede llevar a un lector a diferenciarlo, a buscar la calidad, es «la formación».

«La gente debe ser educada, si falla la base no se puede construir» dice y alerta de decisiones políticas como «el desmantelamiento del sistema de bibliotecas». «Cuando la gente se cae del sistema es muy difícil recuperarla, habrá una generación perdida», afirma esta escritora que también imparte talleres de creatividad literaria y que sostiene que, a pesar de todo, «la creatividad de los españoles goza de buenísima salud».

(La versión completa de la entrevista, aquí)

10 diciembre, 2012

Brif, bruf, braf



Dos niños estaban jugando, en un tranquilo patio, a inventarse un idioma especial para poder hablar entre ellos sin que nadie más les entendiera.

–Brif, braf – dijo el primero.

–Braf, brof – respondió el segundo.

Y soltaron una carcajada.

En un balcón del primer piso había un buen viejecito leyendo el periódico, y asomada a la ventana de enfrente había una viejecita ni buena ni mala.

–¡Qué tontos son esos niños! – dijo la señora.

Pero el buen hombre no estaba de acuerdo:

–A mí no me lo parecen.

–No va a decirme que ha entendido lo que han dicho...

–Pues sí, lo he entendido todo. El primero ha dicho: “Qué bonito día”. El segundo ha contestado: “Mañana será más bonito todavía”.

La señora hizo una mueca, pero no dijo nada, porque los niños se habían puesto a hablar de nuevo en su idioma.

–Marasqui, barabasqui, pippirimosqui – dijo el primero.

–Bruf – respondió el segundo.

Y de nuevo los dos se pusieron a reír.

–No irá a decirme que ahora también los ha entendido – exclamó indignada la viejecita.

–Sí, ahora también lo he entendido todo – respondió sonriendo el viejecito -. El primero ha dicho: “Qué felices somos por estar en el mundo”. Y el segundo ha contestado: “El mundo es bellísimo”.

–Pero ¿acaso es bonito de verdad? – insistió la viejecita.

–Brif, bruf, braf – respondió el viejecito.

"Brif, bruf, braf", de Gianni Rodari (extraido de "Cuentos por teléfono")
 

08 diciembre, 2012

En la voz de sus autores


 
El sitio de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México) lleva a cabo un excelente trabajo en la página "Descarga cultura", llena de obras y fragmentos de obras literarias en la voz de sus autores.

No solamente existe el rubro "Letras mexicanas en la voz de sus autores", el proyecto abarca también las letras hispanoamericanas:

http://www.descargacultura.unam.mx/app1#

http://www.descargacultura.unam.mx/app1#autoresAPP1

07 diciembre, 2012

La invisibilidad


La historia trataba de un pastor que un día perdía una de sus ovejas al abrirse un agujero en la tierra, y al adentrarse en la profunda grieta, descubría un precioso anillo. Tras este incidente, el pastor se unió a un grupo de conocidos que estaban hablando mal de él, y descubrió que el anillo que había encontrado le volvía invisible. Gracias al poder que le otorgaba la joya, el pastor obtuvo el trono de aquel país tras asesinar a su rey y casarse con su esposa. Nada le detenía, pues el anillo, al darle la invisibilidad, le permitía hacer el mal eludiendo la responsabilidad de sus actos. Pero pasó el tiempo y el hombre tuvo una hija que creció llenando de alegría su corazón. Un día la niña vio cómo su padre se materializaba inesperadamente en el aire. Volvía de una de sus andanzas y ella, que se ocultaba tras las cortinas, le vio quitarse el anillo y guardarlo en un cofre que cerró con llave. La niña se las arregló para arrebatarle esa llave y robar el anillo. Y para desesperación de su padre, que vio en aquel hecho un castigo a su maldad, ya no volvieron a verla. Nadie conocía el reino de lo invisible, y muchos de los que se internaban en él nunca regresaban.

Fragmento de Y que se duerma el mar (novela, Lumen), de Gustavo Martín Garzo

06 diciembre, 2012

Niemeyer



 La vida es más importante que la arquitectura (...) La vida es un soplo, por eso no hay motivo para tanto odio.

Oscar Niemeyer (15 de diciembre de 1907 – 5  de diciembre de 2012)

http://eduardoberti.blogspot.com.es/2008/02/oscar-niemeyer-la-curva-libre.html

05 diciembre, 2012

Libros antiguos


¿Cuál es el precio de los libros antiguos más valiosos, los que le quitan el sueño a los coleccionistas? El último catálogo de la librería Sourget, en Francia, ofrece algunas pistas y algunos ejemplos notables:


Una edición de 1519 del Enchiridion, de Erasmo, a 15 mil euros.

Un precioso ejemplar con todos los diálogos de Platón, en la célebre edición de Jean de Tournes, (1550), a 35 mil euros.

Las fábulas de La Fontaine, impresas por Didot en 1787 (edición limitada de 500 ejemplares), a 28 mil euros.

Más barata (5.900 euros) es una edición en dos volúmenes de la novela Lélia, de George Sand (Paris, H. Dupuy, 1833). Y por 13.500 euros puede obtenerse una copia de Salammbô que data de 1863 (Michel Lévry frères) y lleva una dedicatoria firmada por su autor: Gustave Flaubert.

Para los bibliófilos:
http://www.librairie-sourget.com/
http://camillesourget.com/en/

04 diciembre, 2012

Silver Silver




Con su último trabajo, Silver Silver, la cantante y compositora Simone White (nacida en Hawaii, hoy residente en Los Ángeles) confirma lo que ya anunciaban sus tres primeros álbumes: que es una de las voces más interesantes de este último lustro. Confirmar no equivale, en este caso, a repetirse. Tras I Am The Man (2007) o Yakiimo (2009), donde White mostró ante todo su exquisita faceta como cantautora pop-folk, el nuevo CD implica un cambio (anunciado en canciones previas como "Great Imperialist State"), cuenta con invitados de la talla de Andrew Bird y puede describirse, si vale la simplificación, como un disco de "música" más que un disco de "canciones".

La propia White no parece en desacuerdo con la idea. "Espero que la gente entienda que los artistas evolucionamos con el tiempo. Al hacer Silver Silver no quise repetir mis discos anteriores. También fue diferente el proceso compositivo: escribí muchas canciones en el estudio. De modo que, sí, es más el disco de un músico que el de un cantautor".

Aunque de formación autodidacta, Simone White proviene de una familia ligada a la música. Su abuelo y su tía Anne T. White tenían un pequeño sello discográfico llamado White Star. La tía Anne escribió canciones pop en los años 50, algunas de ellas grabadas por los Tracey Twins y, de hecho, la sobrina acaba de plasmar una muy bella versión de "Every Little Now and Then", que la tía compuso a los catorce años.



A pesar de estos estímulos, Simone White tardó bastante en consagrarse profesionalmente a la música. Empezó a presentarse en vivo en el año 2000, recién cumplidos los treinta años, y editó su primer álbum en 2003, con la colaboración de su amigo Frank Bango, autor (con Richy Vesecky) de algunas canciones fundamentales en el repertorio de White: "Roses Are Not Red", "Worm was Wood" o "Bunny in A Bunnysuit". Todas estas circunstancias marcaron su estilo.

"Cuando tenía veinte años -recuerda-, tocaba en mi habitación una música muy distinta: potente, agresiva. A los treinta, cuando me volqué a la música, atravesaba un período mucho más apacible. Otra cosa que marcó mi estilo es que nunca podía encontrar gente para que me acompañara, de modo que acababa tocando sola con guitarra acústica, mostrando los «huesos» básicos: la melodía, la letra, la voz Pero en Silver Silver he querido explorar otros instrumentos en vez de crear a partir de la
simple paleta guitarra-voz.

-La melancolía y los arreglos de canciones como "A Girl You Never Met" o "Without a Sound" hacen pensar en Nick Drake. ¿Ha sido su obra una influencia para usted?

-Me gusta Nick Drake, pero creo que el grupo Low y Chet Baker fueron influencias mayores. Sobre todo en el aspecto vocal.

-A la hora de escuchar música, ¿le interesan ante todo los cantautores?

-Resultará gracioso pero, salvo Joni Mitchell y Leonard Cohen, no suelo escuchar música folk ni cantautores...Es más, tengo que estar en un momento especial para sentarme a escuchar música: un momento en que la otra música no interfiera con la que quiero crear yo. Últimamente he descubierto que tiendo a escuchar repetitivamente una misma canción. La semana pasada puse "Port of Morrow", de The Shins, una veintena de veces. Lo mismo con "Opera II", de Durutti Column.




Simone White sabe de qué habla cuando afirma que "antes eran las compañías discográficas las que promocionaban la música, hoy son las publicidades". La fresquísima "Beep Beep Song", de su segundo disco, fue empleada en el aviso comercial de un automóvil y señaló un antes y un después en su carrera artística. Un par de años más tarde, "Bunny in a Bunny Suit" fue la banda sonora de una publicidad con Nicole Kidman.

"Mucha gente me dice que así descubrió mi música -cuenta White-. Pero también recibí ofertas que debí rechazar porque no me gustaban los productos que deseaban promover con mi música. ¡No podría ser tan hipócrita!"

-¿Cuál es su opinión de este especial momento que vive la industria de la música?

-El lado interesante es que uno está conectado muy de cerca con sus seguidores. Mucha gente compró mi CD tras un concierto y me confesó que anteriormente lo había descargado de modo gratuito. Pienso que cuando te ven allí como un ser humano, no como parte de una corporación, no quieren robarte. Porque además saben que el dinero va directamente a tus manos. Por otra parte, iniciativas como Kickstarter demuestran que los fans desean apoyar a los artistas. Pienso que no estaría mal montar un sistema de conciertos inspirado en Kickstarter. Me escriben personas de varias lugares del mundo pidiendo que vaya a tocar a sus ciudades, pero los empresarios no quieren arriesgarse. Acaso podría existir una especie de fundación o plataforma que hiciese que el público pudiera organizarse.

Publicado originalmente en La Nación (Argentina):
http://www.lanacion.com.ar/1530000-simone-white-la-cantautora-que-piensa-en-musica-y-no-en-canciones

http://simonewhite.com/

02 diciembre, 2012

Escribir según Lichtenberg


 
Tanto en la novela como en el teatro la primera regla es contemplar a los distintos personajes como piezas de un tablero de ajedrez y tratar de ganar el juego sin alterar las reglas: un caballo no puede  puede moverse como un peón. Hay que triunfar sin modificar las reglas que definen a los personajes, aprovechando su eficacia. No hacerlo significa intentar milagros, y los milagros siempre son artificiales.

La gran regla: si tus pequeñeces no son singulares en sí mismas, al menos dilas en forma levemente singular.

Un error que el mal escritor y el escritor meramente ingenioso tienen en común consiste en que más que iluminar su tema, lo usan para mostrarse a sí mismos. Uno conoce al escritor y nada más que al escritor. Aunque en ocasiones resulte muy difícil suprimir un párrafo ingenioso, hay que hacerlo si no es sustancial.

¿Qué hay de malo en llamar cometas o los cometas, esto es, estrellas con cabellera en vez de estrellas en combustión o de vapor? (...) La corrección de una expresión no es lo único; también cuenta la familiaridad. El valor de una palabra depende, en cierto modo, de la relación entre corrección y familiaridad.

Tomado de los Aforismos de Georg Christoph Lichtenberg (Fondo de Cultura Económica). Edición y traducción de Juan Villoro.

30 noviembre, 2012

Página 2


Esta semana, más precisamente el domingo 2 de diciembre a las 21:00, el programa 'Página 2' (en La 2 de la radio televisión española) ofrecerá una entrevista del presentador Óscar López al escritor argentino Eduardo Berti. Este es el anuncio oficial del programa:


Eduardo Berti visita esta semana "Página 2" para presentar su último libro, El país imaginado. La obra, ambientada en un pueblo de China antes de la revolución y protagonizada por Ling, ha conseguido el premio Las Américas de novela 2012 y el premio Emecé de novela 2011.

Por otro lado, el reportaje del programa abordará las 'mini' editoriales, centrado en la labor de las pequeñas editoriales. El equipo ha hablado con Luis Solano, editor de Asteroide Editorial; Santiago Tobón, director editorial de Sexto Piso; Diego Moreno, editor de Nórdica Libros y Daniel Moreno, editor de Capitán Swing.

Además, esta semana "Página 2" se irá también al cine para analizar la versión de 'Todo es silencio', de Manuel Rivas, que ha dirigido José Luis Cuerda. Y para terminar, el "rescatado" del programa será 'La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey', de Mary Ann Shaffer.

"Página 2", el programa de libros de La 2 RTVE, dirigido y presentado por Óscar López, se emite los domingos a las 21:00.

(Al margen, un enlace al impresionante archivo de programas de Página 2: http://www.rtve.es/television/pagina2/anteriores/)
 

28 noviembre, 2012

Ingenuo



 -Y fuera de esto, señora Lincoln, ¿disfrutó usted de la pieza?

Carlos Monsivais (citado por Edmundo Valadés en "El libro de la imaginación")

27 noviembre, 2012

Felices y buenos



-¿Sabías que era un excelente escritor cartas, este Landor? -dijo mirando las ruinas-. En una de ellas hay una frase que se me ha quedado grabada en la memoria desde que la leí: "Más gente es buena porque es feliz, que feliz porque es buena". Eso es lo que él dice. Y está en lo cierto -volvió a mirar a Sarah. Sus ojos se encontraron y ella apartó la mirada-. Es muy difícil ser bueno en los tiempos que corren -continuó.

Fragmento de Resistencia, la novela de Owen Sheers que estaré presentando mañana miércoles a las 18:00, junto a su autor, en el marco de la feria internacional del libro de Guadalajara.

23 noviembre, 2012

Guadalajara

El próximo domingo 25 de noviembre recibiré el Premio Las Américas 2012 en el marco de la Fería internacional del libro de Guadalajara, México, que este año cuenta con Chile como país invitado de honor.

Como ya es público, mi novela "El país imaginado"  resultó la ganadora de este premio, otorgado al mejor libro de ficción en lengua española editado durante el año 2011. El  mexicano Jorge Volpi fue el coordinador de un jurado integrado exclusivamante por escritores: Fernando Iwasaki, Guillermo Martínez, Alejandra Costamagna, Arturo Fontaine, José Ovejero, Jeanette Becerra, Claudia Amengual y Carlos Wynter Melo.

La entrega será a las 20:00 en el salón 2, planta baja, de Expo Guadalajara. Estaré allí junto a Jorge Volpi y Ángel Darío Carrero.

Horas antes, el mismo domingo 25, de 17:00 a 18:50, tomaré parte en la mesa redonda "Latinoamérica viva" (salón Juan José Arreola, planta alta), con Luiz Ruffato, Jaime Collyer, Javier Mosquera Saravia y Ángel Darío Carrero. 

El lunes 26 de Noviembre, a las 19:00, estaré presente en la gala "El placer de la lectura" (salón 4, planta alta), con la moderación de Juan Cruz, en compañía de Milton Hatoum, Juan José Millás, Ana María Machado, David Toscana y Andrea Jeftanovic.

22 noviembre, 2012

Simetrías ocultas



Siempre había tenido un vínculo íntimo con los libros, casi amoroso, muy posesivo (...). A veces contaba el número exacto de páginas con texto, lo dividía por dos, iba a la página correspondiente y allí elegía, preferentemente en el medio, una frase cualquiera, que a menudo resultaba muy emblemática del libro. Si examinaba con más atención el conjunto, a menudo comprobaba que el libro entero se organizaba en torno a esa página o esa frase, que todo allí respondía de parte en parte, a igual distancia del centro. De esta manera llegaba a establecer una suerte de estructura concéntrica que, desde luego, era voluntaria en numerosos casos, por ejemplo en Rabelais, donde semejante estructura dominaba en el conjunto de sus libros, pero era t involuntaria al vez en el caso de muchos otros autores, pues nada permitía inferir que se ocupasen de simetrías escondidas.

Christian Garcin, Le vol du pigeon voyageur

20 noviembre, 2012

Eliza


 Joseph WEIZENBAUM

El programa Eliza fue diseñado por Joseph Weizenbaum (inspirado en el psicoterapeuta Carl Rogers) con el propósito de mantener una conversación coherente, en forma de texto, con cualquier usuario. 

Existe más de una versión online del programa, que puede consultarse y utilizarse en la Red. Por ejemplo: http://www-ai.ijs.si/eliza-cgi-bin/eliza_script 

En Wikipedia se explica que el programa fue diseñado entre 1964 y 1966 y que funciona buscando palabras clave en la frase escrita por el usuario y respondiendo con frases modelo registradas en su base de datos. A menudo, estas respuestas pueden resultar tan convincentes que se genera la ilusión de estar ante un interlocutor humano. Pero, a la postre, alguna pequeña o gran incoherencia delata el artificio. 

Sería interesante, pienso, emplear este programa para escribir algunos diálogos de una novela o de un cuento. Yo, por lo pronto, he tenido una breve charla con Eliza hace pocas semanas y quisiera compartirla con ustedes. Mi Eliza sólo habla inglés, así que sabrán disculpar: 

You: How are you, dear Eliza? 
Eliza: Does that question interest you? 
You: I just wanted to be polite, you know... 
Eliza: Do you wish to just wanted to be polite me? 
You: Sorry... I don't understand what you mean. 
Eliza: Apologies are not necessary. 
You: Ok. Let's forget apologies and politeness, yes? 
Eliza: You are sure? 
You: Ah, you are so clever, Eliza! 
Eliza: Does it please you to believe I am so clever? 
You: It's always a pleasure to talk with a clever mind 
Eliza: When? 
You: Well, now... We are talking right now! 
Eliza: Would you like it if they were not talking right now? 
You: No. I prefer talking with you, of course 
Eliza: You are being a bit negative. 
You: Negative! I love talking with you, even if you are a bit bizarre sometimes 
Eliza: A bit bizarre sometimes? 
You: Sometimes... Yes... I ask myself if you are not a kind of robot or something like that
Eliza: What resemblance do you see? 
You: Some rigid and repetitive answers, perhaps 
Eliza: Why the uncertain tone? 
You: Because I'm not sure... Are you human? 
Eliza: Do any other reasons not come to mind? 
You: Sorry? 
Eliza: Apologies are not necessary. 
You: Yes, yes…. Let's forget apologies, as we already said. 
Eliza: Please go on. Y
ou: Ok, Eliza. Just tell me: are you human? 
Eliza: Do you wish to be? 
You: Stop playing games, Eliza 
Eliza: Please go on. 
You: You are a marchine! You are! I knew it! 
Eliza: Does it please you to believe I am what you knew? 
You: Yes. I'm pleased. And this is the end! 
Eliza: You are sure?

19 noviembre, 2012

Microficción argentina en Italia


Bagliori Estremi, microfinzione argentina contemporanee es el título de una antología consagrada al microrrelato argentino que Anna Boccuti acaba de compilar y editar en Italia, más precisamente en la colección "Gli Eccentrici" del sello Arcoiris, de Salerno.

La lista de autores (por orden alfabético) incluye a Eduardo Berti, Raúl Brasca, Patricia Calvelo, Rosalba Campra, Carlos Culleré, Martín Gardella, Mario Goloboff, Diego Golombek, David Lagmanovich, María Rosa Lojo, Eugenio Mandrini, Ana María Mopty, Valeria Ildiko Nassr, Juan Romagnoli, Orlando Romano, Norberto Luis Romero, Norah Scarpa Filsinger, Ana María Shua, Luisa Valenzuela y Fabián Vique.


En este enlace (http://blog.edizionisur.it/26-10-2012/all%E2%80%99intrepido-lettore/), donde se reproduce el prólogo, Boccuti habla no solamente de la antología, sino de la tradición del microrrelato en lengua española e incluso en italiano. En este último caso, nombra textos conocidos como el magnífico Centuria (1979), de Giorgio Manganelli, y otros muy pocos conocidos entre los lectores hispanohablantes:  Navi in bottiglia (2001), de Gabriele Romagnoli, y Poco più di cento rapidi racconti (2002) y Altri rapidi racconti (2009), de Eliana Elia.

18 noviembre, 2012

Dos noches




La editorial española Errata Naturae ha dado a conocer una traducción al catellano (a cargo de Miguel Ros González) de Dos noches, del italiano Ennio Flaiano, de quien ya hablé en este blog: http://eduardoberti.blogspot.fr/2012/02/ennio-flaiano.html.

Son dos relatos que ponen en acción a personajes con algunos elementos en común: el protagonista de La mujer de Fiumicino es un joven periodista y un escritor en ciernes, o no tanto, pero ciertamente inédito; el personaje central de Adriano es un escritor que deja atrás la ciudad de Roma para asistir al rodaje de una película (todo da a entender que el amigo director no es otro que Fellini) y de allí sigue viaje a su casa en la costa.

"Los dos relatos de este libro son las caras de una misma moneda: van juntos, pero el uno se sorprendería de leer al otro, tan diferente", escribió el propio Flaiano en una breve nota introductoria. "Un poco de experiencia nos enseña que par e impar están esculpidos en el mismo dado y que tanto el drama como la farsa acompañan al personaje indeciso o, sencillamente, mediocre".

La escritura de Flaiano posee una asombra vitalidad y un talento especial para crear atmósferas. Su imborrable simplicidad no reside en un estilo rimbombante, ni en imágenes grandilocuentes, sino más bien en una extraordinaria precisión y un potente don de evocación que burla siempre las intrascendencias. No parece casual que el narrador del segundo relato sostenga que "no hay nada peor en este mundo que observar desde el punto de vista del naturalista una vida que tiene sus misterios, pero también un secreto que se revela solo a quienes la viven hasta el fondo".

La mujer de Fiumicino narra una noche memorable, de la que quedará un recuerdo vivo, con esa misma mirada por momentos extrañada, fascinada, con que Flaiano da cuenta de todo, incluso de la gris rutina del periodista Graziano. ¿Un OVNI ha aterrizado en Italia? Puede ser. Graziano debe investigarlo. Pero este fenómeno viene de la mano de otra especie de OVNI, encarnado por una mujer extraordinaria, como de otro planeta, que maravilla a ese empedernido mujeriego que es Graziano. Lo que sigue hay que leerlo porque contarlo aquí sería arruinar un espléndido relato.

Flaiano, como decía yo en mi entrada de febrero pasado, fue un magnífico escritor de diarios. Mucho de ese talento asoma en estos dos textos de ficción donde abundan las digresiones inteligentes, graciosas, incisivas, pero sin debilitar jamás por ello el relato.

"Al acostumbrarnos a las cosas extraordinarias se nos despierta la incredulidad por las cosas mundanas", podemos leer. O también, varias páginas después: "El público sabe que su presencia está condicionada por su capacidad para aplaudir y saber crear esa atmósfera que es indispensable no solo para el espectáculo (cuya naturaleza pobre, sin aplausos, quedaría en evidencia), sino también para sus propias ilusiones. El público se aplaude a sí mismo".

Se agradece la calidad de la traducción de Ros González y ojalá que Errata Naturae cumpla con lo que promete desde su solapa: la próxima publicación de otros libros de Flaiano, no únicamente sus diarios, sino también sus novelas y relatos como Un marziano a Roma o Le ombre bianche. Ojalá...

16 noviembre, 2012

Meeting Nº 10


Ah, je suis en France... Acabo de llegar a Saint-Nazaire, ciudad en la costa Atlántica, no lejos de Nantes, donde desde ayer hasta el domingo 18 de noviembre se celebra la décima edición del festival internacional Meeting que organiza la Meet (Casa de escritores y traductores extranjeros) que este año festeja sus bodas de plata alojando autores en su residencia apodada "Building". Pasaron por allí muchos argentinos como Ricardo Piglia, Marcelo Cohen, César Aira o Alan Pauls. Este último escribió y ambientó Wasabi en Saint-Nazaire y años después, cuando tuve la suerte de pasar un mes en el "Building" (allí di los últimos toques a mi libro Todos los Funes) me ocurrió algo que, sospecho, no me volverá a ocurrir nunca más: leí Wasabi en un sillón que no solamente aparece en algunas escenas de la novela, sino que Pauls también utilizó para escribir su novela...



La lista de invitados a esta nueva edición del Meeting incluye a dos argentinos (Laura Alcoba y Martín Felipe Castagnet), con quienes compartiré mesa redonda mañana a las 11h00. Martín ha ganado el último premio a la joven literatura con su novela Los cuerpos del verano y como recompensa le ha tocado, entre otras cosas, pasar dos meses en el famoso "Building". Se le entregará oficialmente el premio mañana sábado a las 19:30 en un centro cultural donde, durante la ocupación nazi, funcionaba una base submarina. Se otorgará asimismo el prestigioso premio Laure Bataillon en sus dos variantes: a la mejor traducción al francés de una obra contemporánea (Pas question d'art, del húngaro Péter Esterházy, invitado al festival) y la mejor traducción de una obra clásica: las Obras Completas de Isaak Babel traducidas al francés por Sophie Benech.

Otros invitados al Meeting Número 10 son Mario Campaña, César Vascónez Romero, Huilo Ruales Hualca y Edwin Madrid (Ecuador), Christian Garcin (Francia), Gabriela Alemán (Brasil-Ecuador), Anna Kim (Corea del Sur), Hubert Klimko (Polonia), Robert McLiam Wilson (Irlanda), Maxime Ossipov (Rusia) y Jan Sonnergaard (Dinamarca). La lista continúa, siempre bajo la coordinación del director de la Meet, el escritor Patrick Deville cuya ultima novela (Peste & Chólera, Seuil) obtuvo el último Prix Fémina y a punto estuvo de hacer doblete con el Goncourt, que por diferencia de un voto fue atribuido a Jérôme Ferrari por Le sermon sur la chute de Rome.

Más sobre la Meet: http://www.maisonecrivainsetrangers.com/

15 noviembre, 2012

Geografías imaginarias


El número de octubre 2012 de la revista "Mercurio" (que se distribuye gratuitamente en las librerías de España) está consagrado a los mundos y las geografías imaginarias. Escriben, entre otros, Luis Alberto de Cuenca, Luis Mateo Díez y Alberto Manguel, quien sostiene: "La existencia en la imaginación debe preceder a la existencia en el mundo. Las cosas que no se han imaginado no existen, como esos montículos turcos visibles pero no vistos hasta que Schliemann los imaginó como las ruinas de Troya. La imaginación rescata a la realidad del inefable reino de los fantasmas".

De todos los artículos, quisiera destacar el texto de Justo Navarro: Modos de generar mundos fantásticos. Allí, Navarro postula "tres modos de generar mundos fantásticos".

El primero consitiría en "meditar sobre tierras que han alcanzado en el futuro o en el pasado, la perfección o la perversión, lo que llamamos utopías y distopías políticas". Un ejemplo sería el 1984 de Orwell.

El segundo modo consistiría en "darle un nombre a un país ya existente" y los ejemplos son bien conocidos: la Macondo de García Márquez, la Santa María de Onetti, la Vetusta de Clarín, la Yoknapatawpha de Faulker... "En esa burbuja se mezclan historia y mito, memoria e imaginación", dice Navarro.

El tercer modo de generar mundos fantásticos consite en "suponer condiciones biológicas, geológicas y atmosféricas que modificarían significativamente a los seres conocidos". En este caso, Navarro cita como ejemplo a H.G. Wells y su doctor Moreau.


"Los lugares fantásticos se dividen en cuatro, según se extiendan en el pasado, el prensente, el futuro o más allá del tiempo", escribe Navarro. Pero, desde luego, "todos son ideados y examinados desde la actualidad, tanto desde el presente del escritor como desde el presente del lector, quizá siglos después"

Más sobre la revista: http://www.revistamercurio.es/index.php/revistas-mercurio-2012/mercurio-144

14 noviembre, 2012

El color imposible



El azul es, en verdad, el color de todas las cosas imposibles y lejanas. Vemos azul la superficie del lago, pero al acercarnos y tomar un poco de agua en la palma de la mano, el azul desaparece. Y, ¿qué me decís del azul del cielo? Leí una vez la leyenda de un monje taoísta que estaba meditando y de pronto una cigüeña de largas patas descendió sobre él, y el monje se subió a su lomo y se fue volando por los aires. Seguramente, si el monje hubiera subido en dirección al cielo habría visto en seguida cómo el color azul desaparecía.

Fragmento de "El color imposible", en El perfume del cardamomo, de Andrés Ibáñez.

12 noviembre, 2012

La zanahoria y el teatro


La agencia EFE informa que un teatro de Cataluña (el Teatro Bescanó), situado en Girona, ha decidido vender zanahorias en lugar de entradas para burlar el reciente incremento del IVA en toda España, que en el caso de las verduras y hortalizas es del 4%, mientras que para los espectáculos teatrales es, en cambio, del 21%.

 
Los espectadores que acudieron el sábado pasado al estreno de la obra Suïcides pagaron en taquilla 15 euros por una zanahoria y recibieron una entrada "de regalo", tal como anuncia en su página web el Teatro Bescanó.

De esta manera, los responsables del teatro pretenden protestar por la subida del IVA en el sector cultural y reivindicar que "la cultura no es lujo".

El público del Teatro Bescanó también tiene la opción de "comprar la zanahoria de manera anticipada por Internet", según la citada página web.

Ante un público con una zanahora en la mano, la compañía PocaCosa ha representado Suïcides, de Llàtzer García, una comedia negra ambientada en un futuro lejano en el que el suicidio se ha convertido en deporte nacional

11 noviembre, 2012

Proust y la neurociencia


Proust y la neurociencia, sorprendente ensayo de Jonah Lehrer publicado por Paidós, no se limita al autor de En busca del tiempo perdido, aunque le dedica numerosas páginas, sino que ante todo (según indica el prólogo) "versa sobre algunos artistas que se adelantaron a los descubrimientos de la neurociencia", desde Gertrude Stein hasta Igor Stravinski o Virginia Woolf.



Walt Whitman, por ejemplo, es leído por Lehrer como un poeta que, al rechazar el dualismo entre cuerpo y alma, intuyó algo que la neurociencia hoy admite como verdad: que "las emociones son generadas por el cuerpo" o, como ha escrito Antonio Damasio, que "la mente está en un cuerpo (...), no solo en un cerebro". Lehrer sostiene asimismo que en su serie de poemas sobre la guerra ("Redobles de tambor") Whitman detectó el fenómeno de los "miembros fantasmas" (o "fantasmas sensoriales" de los amputados) antes de que lo hicieran el médico Weir Mitchell y  el célebre William James, quien se refirió al caso en un artículo llamado "La conciencia de los miembros perdidos".

En cuanto a George Eliot, Lehrer le consagra un capítulo donde argumenta que su visión de la naturaleza humana celebraba los avatares del cambio, apostaba por "la capacidad de la mente para modificarse a sí misma" y sugería la idea de la "plasticidad del cerebro" mucho antes de que, hace un par de décadas, Elisabeth Gould y otros investigadores descubrieran la así llamada "neurogénesis": es decir, que el cerebro humano es capaz de seguir produciendo neuronas y que (tal como puede leerse en su novela Middlemarch) la mente "no está tallada en mármol; no es algo sólido e inalterable. Es algo vivo y cambiante"

En las páginas siguientes, Lehrer muestra el modo en que Marcel Proust reveló la falibilidad de la memoria (inspirado, sin dudas, en sus lecturas de Bergson) o el modo en que Paul Cézanne anticipó diversos hallazgos acerca de cómo el cerebro procesa los datos del ojo.

Lehrer publicó este ensayo tan singular en 2007, con apenas 26 años de edad, luego de haber trabajado a las órdenes de un premio Nobel: el doctor Eric Kandel. En su posfacio, Lehrer ha dicho que espera que "este libro haya mostrado la necesidad de que el arte y la ciencia se integren en una esfera crítica expansiva" pues "ambos pueden ser verdaderos".

En su sitio personal (http://www.jonahlehrer.com/) hay diversos ensayos y referencias a sus dos libros posteriores (How we Decide e Imagine) que no he leído, pero que han despertado, a diferencia de este elogiado y ameno ensayo, opiniones un poco menos unánimes y hasta algunas acusaciones de plagios y citas falsas.

10 noviembre, 2012

Kareninos



Todas las familias dichosas se parecen, pero cada familia infeliz es infeliz a su manera 
(célebre inicio de Ana Karenina, de Tolstoi).

Todas las novelas rosas se parecen, pero cada novela negra es negra a su manera.

Todos los discos de los Rolling Stones se parecen, pero cada disco de los Beatles es beatle a su manera.

Todas las declaraciones públicas de Pelé se parecen, pero cada declaración pública de Maradona es maradoniana a su manera.

Todas las rubias teñidas se parecen, pero cada rubia natural es rubia a su manera. 

Todos los que creen en un Dios con iglesia incluida se parecen, pero cada agnóstico es agnóstico a su manera.

Todos los gatos siameses se parecen, pero cada gato callejero es gato a su manera.

Todos los presidentes militares argentinos se parecen, pero cada presidente peronista es peronista a su manera.

Todos los sistemas lineales se parecen, pero cada sistema no lineal es no lineal a su manera 
(Caos, de Leonard Smith, Alianza Editorial).

(Se aceptan propuestas...)