16 diciembre, 2012

Semáforo rojo


Muchos cantantes grabaron "Sinal fechado" (Semáforo en rojo), singularísima composición de Paulinho da Viola, una de esas canciones narrativas que, en cierta medida, parecen un cuento o una pequeña pieza teatral. Pese a que se trata de un diálogo entre dos personajes (en medio del fragor del tránsito y de un semáforo en rojo que está por ponerse en verde), en sus excelentes versiones Elis Regina o del mismo Da Viola no caen en la tentación de repartir los roles con otro cantante, sino que asumen las voces de los dos personajes. Distinto es el caso de Chico Buarque, quien optó por las dos soluciones: grabó él solo la canción en un disco homónimo, pero luego volvió a grabarla a dúo con Maria Bethânia.



– Olá! Como vai?
– Eu vou indo. E você, tudo bem?
– Tudo bem! Eu vou indo, correndo pegar meu lugar no futuro... E você?
– Tudo bem! Eu vou indo, em busca de um sono tranqüilo... Quem sabe?
– Quanto tempo!
– Pois é, quanto tempo!
– Me perdoe a pressa - é a alma dos nossos negócios!
– Qual, não tem de quê! Eu também só ando a cem!
– Quando é que você telefona? Precisamos nos ver por aí!
– Pra semana, prometo, talvez nos vejamos...Quem sabe?
– Quanto tempo!
– Pois é...quanto tempo!
– Tanta coisa que eu tinha a dizer, mas eu sumi na poeira das ruas...
– Eu também tenho algo a dizer, mas me foge à lembrança!
– Por favor, telefone
– Eu preciso beber alguma coisa, rapidamente...
– Pra semana...
– O sinal...
– Eu procuro você...
– Vai abrir, vai abrir...
– Eu prometo, não esqueço, não esqueço...
– Por favor, não esqueça, não esqueça...
– Adeus!
– Não esqueça!
– Adeus!



En su momento, allá por 1969, la canción resultó ganadora en un festival de música popular brasileña y (tal como puede verse arriba, en el video) dividió completamente al público.

En su blog dedicado a la MPB (ver enlace), Sonia Mella escribe con gran perspicacia acerca de esta canción:

Sinal Fechado es un caso raro. Se fusionaron en ese momento, en 1969, la música erudita moderna y el samba. No es difícil imaginar que Paulinho da Viola escuchaba obras de compositores como Malcon Arnold, como él nos confirma, pero Sinal fechado no es sólo un experimento o una fusión exitosa de conciertos modernos con la música brasileña. Es algo más. Muchos piensan que la letra de esa música es un retrato de la vida urbana en la época de la dictadura militar brasileña, que el año anterior había materializado su peor evento hasta entonces al suprimir los derechos constitucionales del ciudadano a través del AI-5. La dictadura terminó hace mucho y una nueva mirada nos muestra que esta obra no fue superada en la forma, en el contenido, en la experiencia estética y en el alcance de su letra. Sinal fechado tiene más sentido hoy que cuando fue compuesta. Su estética fría y tensa ya no nos resulta tan extraña. Es el himno del desencuentro, del mundo contemporáneo, de las ciudades movidas, de los semáforos en rojo (sinais fechados) siempre presentes que nos obligan a observar a las personas por dentro de los autos, de la vida urbana, de la necesidad de buscarse un lugar en el futuro. Sinal fechado ya procuraba su lugar en el futuro cuando fue compuesta y ciertamente lo logró.