13 septiembre, 2014

Más vida imposible




Mi libro de cuentos y microcuentos La vida imposible acaba de ser reeditado en España por Páginas de Espuma.

Lo presentaré el miércoles 17 de septiembre a las 19:00 horas, en Madrid. La cita es en la librería Cervantes y compañía: Manuela Malasaña 23. Estarán a mi lado Viviana Paletta y Juan Jacinto Muñoz Rengel.

http://paginasdeespuma.com/catalogo/la-vida-imposible/

12 septiembre, 2014

Cinco libros: Pablo Martín Sánchez

Estoy pidiéndole a diversos escritores y artistas que recomienden cinco libros de ficción a los lectores de este blog y por qué no, de paso, al autor del mismo. No se trata, para nada, de un ránking ni mucho menos de una lista canónica. Se trata, más bien, de cinco libros que repentinamente ellos quieran proponer y compartir con los demás.
 

La respuesta de Pablo Martín Sánchez




Como dejó dicho Perec, hay algo de exultante y de aterrador a la vez en la idea de que nada en el mundo sea tan único como para no poder entrar en una lista. Aquí va la mía, en homenaje a Juan Filloy (dejo al lector adivinar por qué):

Don Juan, de Molière
–Orlando, de Virginia Woolf
–Rayuela, de Julio Cortázar
–Amuleto, de Roberto Bolaño
–Mentira, de Enrique de Hériz

(el orden es cronológico)
 
Pablo Martín Sánchez (Reus, 1977) es doctor en Lengua y Literatura Francesas por la Université de Lille-3 y doctor en Teoría de la Literatura y del Arte y Literatura Comparada por la Universidad de Granada. En el sector editorial ha trabajado como lector, corrector, traductor y librero. Es autor del libro de relatos Fricciones (E.D.A. Libros, 2011) y de la novela El anarquista que se llamaba como yo (Acantilado, 2012), elegida por El Cultural como mejor ópera prima del año. Ha traducido a autores como Bernard-Marie Koltès, Marcel Schwob, Alfred Jarry o Wajdi Mouawad y es miembro del Oulipo (Ouvroir de Littérature Potentielle) desde 2014.

 

08 septiembre, 2014

Igualdad

Françoise GIROUD

La mujer será verdaderamente igual al hombre el día en el que, para un puesto importante, se nombre a una mujer incompetente.

Françoise Giroud, 1983.

03 septiembre, 2014

Variaciones de un tema de Calderón de la Barca


 
Texto base
Toda la vida es sueño y los sueños, sueños son

Reorganización alfabética
AAA DD EEEE I LL N ÑÑÑ OOOOOO SSSSSSSS T UUU V Y

Anagrama
Sueño estos sueños alados y vuelo sin daños

Palíndromo estricto
Nos soñé= us soñé (US). ¿Sol, yo ? ¡Ñeus, sea diva ! (Là, dot)  

Una letra de menos
Oda : la vida es sueño y los sueños, sueños son

Una letra de más
Toda la viuda es sueño y los sueños, sueños son

Tres letras de más
Toda la viuda es sueño y los sureños, sureños son

Otro punto de vista
Calderón, ¡hora de despertar !

Contaminación cruzada
a) Toda la vida es sueño y no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.
b) En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, los sueños, sueños son.

Sutil deducción
A Calderón le parecía, cuando despertaba, que seguía soñando.

Otra contaminación
Al pan, pan y a los sueños, sueños son

Homoconsonantismo
Todo lo vudú es saña y las sañas, sañas son

Homovocalismo
Otra valija de cuero y con cuero sueco, ¿no ?

Bola de nieve con pequeñas libertades
Y

vas
tras
otros
sueños
dado que
como dice
De la Barca
toda la vida
es zzzzzzzzz
y los zz son zzz

Pregunta
 ¿Me pellizco a ver si estoy despierto ?

La versión completa (35 variaciones) en:
http://oulipo.net/fr/35-variations-sur-un-theme-de-calderon-de-la-barca

02 septiembre, 2014

Las partes




La parte que gobierna debe respetar a la parte que enseña y no creer, sobre todo, que sabe más que ella.

Louis-Sébastien Mercier (1740-1814) , Nociones claras sobre los gobiernos

01 septiembre, 2014

Chicken



La notable conferencia de Doug Zongker, de la Universidad de Washington, basada en su invalorable "paper", que puede (¡debe!) consultarse aquí:

http://isotropic.org/papers/chicken.pdf

30 agosto, 2014

El teatro según Jarry


1.

Siempre habrá gente que cubrirá las primeras escenas con el ruido de su demora.

2.

Los ensayos generales tienen la ventaja de ser un teatro gratuito para algunos artistas y amigos del autor, en donde por una noche uno se ve casi expurgado de zafios.

3.

La claque permite que el autor haga comprender a su público cómo quiso su drama. Es una sopapa de seguridad a fin de que los entusiasmos torpes no crepiten mucho cuando hay que callarse. Pero la claque es una dirección de la muchedumbre; en un teatro que sea un teatro, y en el que se representa una obra que etcétera, sólo creemos, con Maeterlink, en el aplauso del silencio.


Fragmentos de "XII Argumentos sobre el teatro", de Alfred Jarry.
Incluido en Patafísica (editorial Caja Negra, Buenos Aires), introducción y notas de Rafael Cippolini, traducción de Margarita Martínez.

28 agosto, 2014

Sharik





En nuestro patio un chico tiene encadenado a su perrito, Sharik. Lo tiene así desde que era un cachorrito. Una vez fui a llevarle huesos de caldo humeantes y aromáticos, pero justo en ese momento el chico soltó al pobrecito.

La nieve en el patio es copiosa y blanca. Sharik, lleno de júbilo, da vueltas por el patio, salta como una liebre, el hocico lleno de nieve; corre por todos los rincones, del uno al otro... Se me aproxima, todo velludo, salta alrededor de mí, huele los huesos y vuelve a correr.

"No necesito yo sus huesos... dénme solamente la libertad".

Alexander Solyenitzin, "Cuentos en miniatura"

02 agosto, 2014

La poesía y el viento


La poesía es impersonal, sopla donde y cuando quiere al igual que el viento, no pertenece al nombre que hay escrito a su pie. Nace en ocasiones de la mano, como algunas figuras trazadas distraídamente sobre el papel, que al final resultan encantadoras, o como algunos gestos mediante los cuales una persona manifiesta, sin darse cuenta, una gracias que no sabe que tiene y que tal vez nunca volverá a tener.

Claudio Magris, "El Danubio"

24 julio, 2014

Dickens y la "novela espectáculo"



Dickens tenía una fuerte pasión histriónica. Intentó ser actor, pero sin éxito. Obtuvo, en cambio, grandes éxitos cuando, en la cumbre de su fama, leía episodios de sus novelas en los teatros de Londres y de provincias. La narrativa volvía a sus orígenes de comunicación oral; el público pagaba la entrada para los recitales del novelista, igual que para un espectáculo. Pero ese carácter de espectáculo se extendía también al papel impreso. Para Dickens, ser autor de una novela no significaba sólo escribirla, sino también dirigir su interpretación visual –dirigiendo al ilustrador– y el ritmo de las emociones del público –mediante las interrupciones de las entregas–, por lo cual la novela se iba haciendo como un espectáculo, casi a la vista del lector, en diálogo con sus reacciones: curiosidad, miedo, llanto, risa.

Italo Calvino, Punto y aparte