13 abril, 2013

Escribir según Logan Pearsall Smith


El gran arte de la escritura consiste en hacer a las personas reales ante sí mismas mediante las palabras.

El estilo es una varita mágica: todo lo que toca lo convierte en oro.

Un best-seller es el sepulcro dorado de un talento mediocre.

Lo que me gusta de un buen escritor no es lo que dice, sino lo que susurra.



Autor secreto, nacido en Estados Unidos pero inglés hasta la médula, Logan Pearsall Smith (1865-1946) fue también editor, ensayista y antólogo. Llegó a ser amigo de Whitman,poco antes de que éste muriera. Estudio en Harvard y Oxford, aquirió la nacionalidad británica en 1913, fue admirado por Virginia Woolf (quien, al parecer, hizo de él uno de los personajes de Orlando) y agrupó toda su prosa, compuesta ante todo de epigramas y aforismos, bajo el nombre genérico de "trivia" o trivialidades.  Estas meditaciones en torno a la escritura literaria fueron tomadas de Todas las trivialidades (Trave, Oviedo, 2010), con traducción de Héctor Blanco y prólogo de Emilio Quintana.