02 febrero, 2012

Ennio Flaiano


Ennio FLAIANO

No existe más que una estación: el verano. Es tan hermosa que las otras giran a su alrededor. El otoño evcoca el verano, el invierno lo invoca, la primavera lo envidia y puerilmente trata de estropearlo.

En Francia, el catolicismo es un movimiento literario.

Con los pies firmemente apoyados en las nubes.

La libertad conduce al tedio y el tedio a la dictadura.

Las dictaduras ajenas no nos molestan.

¿Las ratas abandonan el avión que está cayendo?

Las almas simples habitan a menudo en cuerpos complicados.

El libro sueña. El libro es el único objeto inanimado capaz de soñar.


Colaborador de Federico Fellini (guionista de La dolce vita, La strada u Ocho y medio), amigo de Longanesi, periodista y crítico de cine ocasional, autor también de guiones para Berlanga, Monicelli, Dino Risi, Rosellini, Antonioni y William Wyler, entre otros realizadores, el italiano Ennio Flaiano (1910-1972) escribió asimismo varias obras teatrales, publicó la novela Tempo di uccidere y unos libros-miscelánea (apuntes íntimos, notas de viaje, aforismos, fragmentos, relatos mínimos) como el Diario nocturno y el póstumo Diario de los errores. Que yo sepa, solamente se ha traducido al castellano su Diario nocturno. Los fragmentos aquí publicados pertenecen a Diario de los errores.

2 comentarios:

carlos de la parra dijo...

Condensaste con brillantez un retrato de éste autor.
Un ejemplo de porqué la gente debería leer más.
Te vimos el otro día en la t.v. argentina , un programa acerca de libros.
Buscaremos tus libros aquí en California.

Eduardo Berti dijo...

Un saludo y gracias, Carlos.