29 febrero, 2012

Louis Scutenaire y sus inscripciones

El futuro sólo en existe en el presente.


Cada vez que muere un hombre, nunca es el mismo.


No olvidemos que nuestros amos tienen alma de esclavo.


El hombre ha pasado del reino del absurdo al reino de la ridiculez.


La vida sera buena cuando el trabajo sea un lujo para todo el mundo.


Usted duerme para un patrón.


El fallo también implica la condena del juez.


Proletarios del mundo, no tengo ningún consejo para darles.


La profesión más antigua del mundo es, ay, la de sacerdote.


La existencia de los cristianos prueba la no existencia de Dios.


Hubo un tiempo en que los esclavos lloraban la muerte de su amo únicamente por temor al siguiente.


Todo es hipótesis. Incluso esta idea.

(Traducción de Eduardo Berti)


Louis Scutenaire (1905-1987), nació en Bélgica, estudió derecho y desde muy joven escribió poesía. Amigo de René Magritte, a partir de los años ’30 viajó a menudo a París donde frecuentó a René Char, Picasso, Marcel Duchamp y Benjamin Péret, entre otros. Aunque escribió las breves prosas de Mes Inscriptions a partir de los años cuarenta, la primera recopilación recién fue publicada en 1976. Le siguieron tres volúmenes más. El título fue un homenaje de Scutenaire a Restif de la Bretonne, quien llamó así a una selección de graffitti labrados en la isla Saint-Louis de París.

2 comentarios:

Lucio dijo...

"Cada vez que muere un hombre, nunca es el mismo."

Isabel González González dijo...

Geniales!!!