11 enero, 2011

El pollo



La familia, muy religiosa, estaba comiendo el pollo de los domingos cuando, por glotonería, la más pequeña de las hijas se atragantó con un hueso y, en pocos instantes, murió.

- Dios nos la ha dado –dijo el padre, sin soltar su tenedor- , Dios nos la quita. Alabado sea el Señor.

Entonces Dios, que no es ingrato, se apiadó, produjo un pequeño milagro y en un abrir y cerrar de ojos hizo resucitar el pollo.

"Cuentos glaciales" (Jacques Sternberg)

6 comentarios:

Lucio dijo...

Este buen hombre no era incapaz de ironía!

Jesus Esnaola dijo...

Espero, Eduardo, que tal y como me contaste, Páginas de Espuma nos traiga estos Cuentos Glaciares a España. Delicioso.

ruben dijo...

será que a Paraguay llegarán algunos libros? y si no (que es lo más probable) existe alguna forma de conseguirlo?

Eduardo Berti dijo...

Es probable que se edite pronto en España, Jesús.
En cuanto a Paraguay, Rubén, voy a averiguar y te cuento.

Gracias a ambos por su interés.

ruben dijo...

Eduardo, te comento que este año fui a la feria de libro de Baires y el único libro que tenía en mi lista era este... claro que me traje otros libros, pero esas compras tenían más que ver con el azar que con Sternberg (?) La idea es agradeceer por permitirnos disfrutar de un gran autor-traductor-libro. Saludos!

Eduardo Berti dijo...

Muchas gracias, Ruben, por tu mensaje. Un abrazo.