22 enero, 2011

El pescador y la gaita


Hubo una vez un pescador que, al ver varios peces en el mar, se puso a tocar su gaita con la ilusión de que así salieran a la superficie. Como esto no sucedió, el hombre tomó una red y con ella capturó gran cantidad de peces. Pero los peces, una vez fuera del agua, no dejaban de brincar. Entonces el hombre les dijo: “Ya basta de moverse. ¡Bien que antes se negaron a bailar cuando les toqué la gaita!”.

(Fábula de Aftonio)