23 febrero, 2009

La herencia

TOLSTOI


Un hombre tenía dos hijos.
—Cuando yo muera, lo partirán todo a medias —les dijo en una ocasión.
El padre murió y los hijos empezaron a discutir sobre la herencia.
Finalmente, le pidieron a un vecino que los aconsejara.
El vecino e les preguntó:
—¿Cómo dijo su padre que tenían dividir la herencia?
Los hermanos le respondieron:
—Nos dijo que partiéramos todo a medias.
—Entonces —dijo el vecino—, corten en dos los trajes, rompan la vajilla por la mitad, y parten en dos cada cabeza de ganado.
Los dos hermanos siguieron el consejo del vecino y, de este modo, se quedaron sin nada.

León Tolstoi, "Fábulas"

1 comentario:

Esteban Dublín dijo...

Antes que hijos, eran idiotas.

Un saludo, Eduardo. Estuve buscando tu libro de los cuentos más breves del mundo y definitvamente no lo encontré. Tendré que recurrir a Amazon.