28 febrero, 2009

Traductor poeta

Los programas de traducción online son cada vez más en Internet (desde el google translator hasta el yahoo babelfish) y son cada vez más usados, pese a sus evidentes limitaciones.

Ahora bien, ¿qué pasa si se aplican estos traductores a los textos literarios? La otra semana hice la prueba, con lúdica y algo malsana curiosidad. Caí en uno que se llama www.online-translator.com, como podría haber caído en cualquier otro, y en una especie de ejercicio oulipiano tomé un texto, lo traduje a otro idioma y volví a traducirlo al castellano. El resultado me incitó a proseguir con otras “idas y vueltas” por el estilo.

El “Cuento de horror”, de Juan José Arreola (“La mujer que amé se ha convertido en fantasma. Yo soy el lugar de las apariciones”), lo traduje al inglés y de vuelta al castellano:
“La mujer que amé se ha convertido en el espíritu maligno. Soy el lugar de las apariencias”

Lo mismo, ida y vuelta a través del ruso: “La mujer, que amaba, se ha convertido en el espíritu malévolo. Mí el lugar del aspecto exterior.”



El cuento 69 de "La sueñera", de Ana María Shua:

Despiértese, que es tarde, me grita desde la puerta un hombre extraño. Despiértese usted, que buena falta le hace, le contesto yo. Pero el muy obstinado me sigue soñando.


(vía el inglés, ida y vuelta)
Despiértese, que es tarde, un hombre extraño me grita de la puerta. Despiértele, que la ausencia buena le hace, soy yo que le contesto. Pero el muy obstinado se conserva en soñar conmigo

(vía el ruso, ida y vuelta)
Se despierten que tarde, a mí grita de la puerta la persona extraña. Se despierten Usted, quién la ausencia buena hace a él, lo respondo. Pero muy persistente por mí continúa soñar.


El inicio del Quijote:

“En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor.”


(vía el ruso, ida y vuelta)
En el lugar de las Manchas que del nombre yo no quiero acordarse, no hay gran cantidad el tiempo, que sobrevivía el noble de aquellos la lanza en el astillero, adarga el rocín antiguo, delgado y el pasillo, que ama las golosinas.


(vía el inglés, ida y vuelta)
En un lugar del Punto, de cuyo (que) llaman no quiero recordar, no hay mucho tiempo por el cual allí vivía un noble de aquellos de la lanza en astillero, escudo de cuero antiguo, gruñón débil y tierno del agente de bolsa de dulces.




El inicio de “La metamorfosis” traducción tomada al azar:

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto. Estaba tumbado sobre su espalda dura, y en forma de caparazón y, al levantar un poco la cabeza veía un vientre abombado, parduzco, dividido por partes duras en forma de arco, sobre cuya protuberancia apenas podía mantenerse el cobertor, a punto ya de resbalar al suelo.


(ida y vuelta vía el inglés)
Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño preocupado, él estaba en su cama convertida en un insecto monstruoso. Fue derribado en su trasero difícil, y en forma de la cáscara y, en haber levantado un poco la cabeza, él vio un vientre convexo, parduzco, dividido en partes difíciles en forma del arco, en cuyo nodo apenas podría apoyar el sobrecama, a ya el punto del deslizamiento al suelo.




Algunos proverbios y refranes españoles:

Echar por el atajo no siempre ahorra trabajo.
(ida y vuelta vía el ruso)
Comenzar por corto la vía recta no libra siempre del trabajo


Al que madruga, Dios lo ayuda
(ida y vuelta vía el alemán)
En él se levanta temprano, le ayuda el Dios


Dime con quien andas y te diré quién eres
(ida y vuelta, vía el ruso)
Di a mí, con quién vas, y diré a tú, quién tú


Para conservarse en forma, poca cama, poco plato y mucha suela de zapato.
(ida y vuelta vía el inglés)
El plato y la gran suela del zapato sobreviven en la forma, poca cama, poco.


//////////////////////////////

“Al escribir, el poeta no sabe cómo será su poema; al traducir, el traductor sabe que su poema deberá reproducir el poema que tiene bajo los ojos”, decía Octavio Paz en su célebre texto sobre la traducción. El problema, en este caso, me ha parecido evidente: los programas online son traductores que “no saben” y que, por lo tanto, sin querer, se vuelven un poco poetas...

Dicho de otra forma (ida y vuelta, vía el ruso), "habiendo escrito, el poeta no sabe, cual será su poema; conduciendo, el traductor sabe que su poema deberá reproducir el poema, que a él habrá bajo los ojos ", decía Octavio el Pase. El problema, en este caso, me ha parecido evidente: éstos - los traductores, que no saben, por consiguiente - casualmente, se vuelven pocos poetas...”

6 comentarios:

Zeberio Zato dijo...

Me ha encantado la prueba.

Todos los patinazos de traducción tienen un cierto sentido. Todos menos uno: ¿Por qué ocurre lo del final de El Quijote? ¿Qué tiene que ver el galgo corredor con la bolsa de golosinas?

Eduardo Berti dijo...

Sí, el patinazo final es todo un misterio... Un abrazo.

Javier dijo...

Raro y cómico. Probé con un traductor al azar: por "galgo" me devuelve "greyhound". En cambio (el mismo traductor), por "galgo corredor", devuelve "fond of sweets corridor". Sé demasiado poco de inglés como para aventurar una respuesta.

Alguna vez vi un blog en español con una aplicación para traducir las entradas a varios idiomas. Incluso para mi rudimentario inglés, el resultado es muy gracioso. Por ahora, aquel que se gane la vida como traductor, puede descansar tranquilo.

DIANA-CHAN dijo...

en algun lugar del punto de cuyo nombre no quiero acordarme , los traductores tienen un poco de poetamientos ...


me he divertido leyendo aqui , ademas me ha encantado ...
saludos...


(ya bulgarize los puntos suspensivos) jajaja

El Gemelo Malvado dijo...

Samsa derribado "en su trasero difícil" es hilarante.
Hace un tiempo El País publicó una historia sobre un fenómeno que, aunque distinto, tiene su punto de contacto. Creo que el título de la historia era "El hombre de los 200.000 libros" o similar. El cuento es que relataba el caso de un tipo que trabajaba con un software que escribía libros sobre fórmulas preestablecidas. Intentaré hallarlo porque era la maquila de las soap operas.

Gaa dijo...

mucha razón con esto y me divertí leyéndolo porque es verdad... a mi me paso muchas veces... ahora sé que mi nombre en tagalo es pagdiriwang (si no me equivoco) y de vuelta al castellano es festival... osea que soy un festival...

éexitoss