27 febrero, 2009

Violín

"No es fácil vivir en un estudio en San José con un hombre que aprende a tocar el violín."

Esto fue todo lo que ella le dijo a la policía, mientras entregaba el revólver vaciado.


Richard Brautigan, “El efecto Scarlatti”


3 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

¡Ahhhhh! Maravilloso. Muchas gracias por el regalo, Eduardo.

Juan Carlos Chirinos dijo...

qué tal, Eduardo, paso por tu blog y lo apunto; el mío es página y blog a un tiempo, y por allá te esperamos.
un abrazo
Juan Carlos

PADRE RESPONSABLE dijo...

Si en lugar de haber usado el arma, sólo hubiera imaginado el crímen, habría sido una noticia perfecta para la Agencia Pinocho.

http://agenciapinocho.blogspot.com

A que te va a gustar, Eduardo...