07 marzo, 2013

Cirugía estética para perros


Un criador de mastines intentó, en China, mejorar el aspecto de su perro a fin de poder utilizarlo para el apareamiento con y lo sometió a una operación de cirugía plástica. El perro murió en la mesa de operaciones y, ahora, el dueño ha denunciado a la clínica. China es uno de los mercados más rentables para criar mastines tibetanos, puesto que estos animales, extremadamente inteligentes y feroces son considerados el nuevo símbolo de poder y riqueza.
Mastín tibetano

Según los documentos de una demanda presentada ante un juez local, el señor Yu criaba mastines y luego los vendía a cambio de enormes beneficios. Pensó que un perro en particular podía “mejorar” estéticamente, por lo que decidió someterlo a una cirugía plástica, según The Telegraph.

Lamentablemente, el perro falleció sobre la mesa de operaciones, por lo que ahora su criador pide una indemnización de unos 880.000 yuanes (unos 105.600 euros aproximadamente) al médico y la clínica que aceptó operar al perro, aunque la operación sólo costaba 1 400 yuanes (unos 162 euros). El dueño reclama el dinero que ha dejado de ganar por la muerte del perro.

“Pensé que si mi perro tendría mejor aspecto, los dueños de hembras mastines pagarían un precio más alto para aparearlas con mi perro”, explicó Yu en los documentos de la corte.

1 comentario:

Beto Monte Ros dijo...

La Realidad superando a la ficción.
Saludos