22 septiembre, 2009

Muy ocupada

GOETHE


Las últimas palabras de la madre de Goethe, a una sirvienta que le había traído una invitación a almorzar: "Dígales que la señora Goethe no puede ir porque está muy ocupada muriéndose".

André Germain, "Goethe y Betttina"

9 comentarios:

Angry Girl dijo...

de verdad que si es una gran ocupacion

Gervasium dijo...

Casualmente, los otros días recordé una cita de las últimas palabras de Goethe. Pensé: "Tengo que postear esto en bertigo". Bueno, parece que Goethe dijo: "Mehr Licht"("Más luz").

Eduardo Berti dijo...

Sí, Angry Girl, y en esa ocupación se nos va la vida, finalmente...

Gracias por el aporte, Gervasium.

hugo dijo...

Hola Eduardo:
Dos de Jorge Luis y su madre.
Una más o menos conocida:

Doña Leonor recibe una llamada en la que se la amenaza de muerte a ella y a su hijo, quién la hace se identifica como "un buen peronista".
La respuesta de la madre de Borges, dicen, que fue esta:
"Mire,señor, mi hijo sale todos los días a la diez de la mañana de mi casa, por lo tanto usted no tiene más que esperarlo y matarlo. En cuanto a mi, ya tengo tantos años encima que le aconsejo que deje de perder el tiempo hablando por teléfono porque si no se apura, me le muero antes"

La otra me la contó hace años un amigo fotógrafo que trabajaba autónomamente para una revista.
En una ocasión una redactora le pide que la acompañe porque ha de entrevistar a Borges. En la casa de la calle Maipú los recibe doña Leonor. Después de intercambiar cuatro formalidades, la señora se retira, pero antes de comenzar la entrevista, Borges, refiréndose a su madre, les confiesa:"La pobre reza todo el día para que Dios se acuerde de ella y cada noche se acuesta con la esperanza de que esa sea la última, pero a la mañana se despierta llorando porque aún no se ha muerto"

Hay gente que se preocupa tanto de la muerte que se acaba olvidando de otras ocupaciones

¡Ah! la revista para la que trabajaba mi amigo era...Radiolandia ¡nada menos!

salut,
hugo

Tomás D. Rubio dijo...

Gervasium no se equivoca al decir "parece": Thomas Bernhard cuenta una historia mucho menos canónica:

"¿Cuánto valen esos dos palabras de Goethe: «más luz», no? Desde hace ciento cincuenta años aparecen en todos los libros escolares y por todas partes, ¿qué valor tan inmenso tienen esas dos palabras? Aunque yo estoy convencido de que no dijo "mehr Licht" (más luz) sino "mehr nicht" (no más), porque estaba harto. Pero eso no se quiere aceptar. Un príncipe de los poetas no puede decir nunca al terminar su vida «no más», porque eso sería equivalente a un suicidio. Por eso, como el mundo y su entorno inmediato eran miserables, transformaron naturalmente "nicht" en "Licht". Fue muy fácil. La mayor falsificación de la historia de la literatura: transformar «no más» -lo que, con su inteligencia, hubiera sido una consecuencia lógica al final- en «más luz». Con la luz todo continúa de algún modo, por desgracia."

escritores negros dijo...

Hola:

Hemos visitado tu página y pensamos que podría ser interesante intercambiar banners o enlaces con la nuestra.

Si estás de acuerdo, puedes visitarnos en Escritores Negros (http://escritoresnegros.blogspot.com) o ponerte en contacto con nosotros en escritoresnegros@gmail.com

Un saludo.

Eduardo Berti dijo...

Muchas gracias, Hugo y Tomás. Parece mentira que de una entrada tan breve hubiese tantos comentarios, tan diversos y tan ricos...

Tomás D. Rubio dijo...

Cuentan los que cuentan estas cosas que Goethe dijo como frase final en alemán (Goethe era alemán pero también era un pedante elefantino y pudo haber dicho lo que dijo en urdu y aun en paplamento) "Mehr Licht". Siempre he creído que
Goethe, que murió en un mes de marzo nublado y oscuro, dijo “Más luz” queriendo pedir que abrieran las ventanas antes de que cayera el telón. Pero no debió decir “Mehr Licht” sino “Mehr Lichtenberg”, pidiendo un encare de esa montana de luz (que es lo que significa su nombre) que era Georg Christoph
Lichtenberg.

Cabrera Infante en "Mehr Lichtenberg"

Eduardo Berti dijo...

¡Ahora sí! (¡gracias!)