03 septiembre, 2009

Cero para el ministro

Luc CHATEL

El ministro de educación de Francia, Luc Chatel, empezó mal el año escolar.

El lunes pasado Chatel hizo distribuir entre los periodistas una gacetilla consagrada a la "rentrée" escolar, pero el texto estaba lleno de faltas de ortografía, según ha revelado la revista Le Point.

Los errores pueden leerse en la página web de Le Point, que reprodujo fragmentos del texto original:

"La rèforme de l'enseignement primaire, qui est entré en application à la rentrée 2008, s'appuie sur des horaires et des Les programmes, redéfinis par arrêtés du 9 juin 2008 qui s'articulent avec les sept grandes compétences du socle commun."

"En 2009 se sont 214.289 élèves qui ont suivi... "

"Ces formations concerneront prioritairement les enseignants qui exercent pour la première fois en école maternelles ."

El gobierno francés, veloz de reflejos, ya corrigió los errores en la página web del ministerio de educación.

2 comentarios:

hugo dijo...

Hola Eduardo:
La política y el poder, tal como lo sufrimos hoy en día está lleno de estos ejemplares.

Recuerdo que doña Esperanza Aguirre, hoy superecontrapresidenta de la Comunidad de Madrid, cuando se desemmpeñó como Ministra de Cultura del primer gobierno Aznar, le preguntaron que opinaba de la última novela de Saramago y dijo textualmente:" No puedo decirle nada porque no conozco la obra de la señora Sara Mago".
Luego se disculpó, dijo lo de siempre, que le habían tergiversado las palabras, que se las habían sacado de contexto, etc. etc. etc. pero ya era tarde.

Pienso que el poder, no el poder político, sino quién/quienes mueve/n el poder económico y financiero de un país necesitarán siempre de personajes como Luc Chatel, o la señora con nombre de virtud teologal. Cuanto más incultos mejor para la manipulación y la corrupción. Sin duda pueden haber excepciones, pero no dejar de ser eso y además siempre se los recordará por su fugacidad política.

Lamentablemente, los sucesores de los Luc Chatel y compañía, es decir, la generación que los sucederá tienen aún peor pinta, ¡qué ya es decir!

salut,
hugo

Eduardo Berti dijo...

Yo también me temo, querido Hugo, que el futuro sea peor...

No conocía lo de Sara Mago, pero me hizo pensar en cuando Carlos Menem alababa las "novelas de Borges".

Un abrazo