28 septiembre, 2009

Las papas

Machado DE ASSIS


Imagina un campo de papas y dos tribus famélicas. Las papas apenas alcanzan para alimentar a una de las tribus, que de este modo obtiene fuerzas para sortear la montaña e ir hasta la otra ladera, donde hay papas en abundancia; pero si las dos tribus se dividieran en paz las papas del campo, no llegarían a alimentarse lo suficiente y morirían de inanición. Una de las tribus extermina a la otra y recoge los despojos. De donde la alegría de la victoria, los himnos, las aclamaciones, las recompensas públicas y todos los demás efectos de las acciones bélicas. Si la guerra no fuera eso, no llegarían a producirse tales demostraciones, por el motivo muy real de que el hombre sólo conmemora lo que ama y le es apreciable o ventajoso, y por el motivo racional de que ninguna persona canoniza una acción que virtualmente la destruya. Para el vencido, odio o compasión; para el vencedor, las papas.

Machado de Assis, "Quincas Borba"

2 comentarios:

costa sin mar dijo...

jijijiji no sé por qué me da esta risita!!!
ese vato luego sí le da al blanco

sí los vencedores se quedan con las papas
sólo que las papas siempre están sucias y terrosas (eso qué!!!!)
creo estoy de cursi

flor dijo...

¿si cuento los casi dos kilos de papas que consumo semanalmente, puedo considerarme vencedora?