07 mayo, 2008

Lo sobrenatural

Edward G. Bulwer-Lytton (1803-1873) no sólo fue el autor de “Los últimos días de Pompeya”, sino un devoto del ocultismo y de la metafísica, temas que abordó –mezclando, a menudo, ficción y teoría- en novelas como “Zanoni” o “A Strange Story” y en relatos canónicos dentro de ese subgénero llamado “ghost story”.



Bulwer-Lytton solía decir que detrás de todo hecho “sobrenatural” suele haber circunstancias naturales. “Mi teoría es que lo sobrenatural se confunde con lo imposible. Lo que muchos denominan así proviene, en realidad, de la aplicación de leyes naturales que ignoramos. Por consiguiente, si un fantasma se me aparece no tengo el derecho de afirmar: “Vaya, lo sobrenatural existe”, sino: “Vaya, la aparición de un fantasma, contrariamente a lo que yo había pensado hasta aquí, entra en el reino de las leyes naturales y no sobrenaturales”, puede leerse en “La casa de los espíritus” (1859), un relato que H.P. Lovecraft llegó a considerar una de las mejores historias de casa embrujadas de todos los tiempos.

También hallamos, en aquel relato, la siguiente reflexión: “Ciertos espiritistas norteamericanos publicaron unos libros en prosa y en verso que, según dicen ellos, fueron escritos por los muertos más ilustres: Shakespeare o Bacon. Dicho textos, aun si se toman los mejores, no difieren de lo que hubiese escrito una persona de talento o educación normal, pero resultan, en todo caso, asombrosamente inferiores a lo que escribían Shakespeare, Bacon o Platón cuando estaban vivos. Más llamativo todavía es que estos textos no contienen ni una sola idea que no existiera ya en la tierra”. ~

1 comentario:

Anónimo dijo...

“La ficción consiste no tanto en hacer ver lo invisible sino mas bien en hacer ver cuanto es invisible la invisibilidad de lo visible.” escribió Michel Foucault

Bisca