04 mayo, 2008

La novia


El novio queda muy ingratamente sorprendido cuando le presentan a la novia. Llave aparte al casamentero y le pregunta, en tono de reproche:

-¿Para qué me ha traído aquí? Ella es fea, vieja y bizca. Tiene feos dientes y sus ojos lagrimean.

-Puede usted hablar en voz alta-responde el otro-, también es sorda.


Sigmund Freud: selección de textos para “El chiste y su relación con el inconsciente” (Obras completas, Vol VIII, Buenos Aires).

2 comentarios:

Sergio Marchi dijo...

La historia es genial. Es del estilo del borracho que le dice a una mujer que es horrible, a lo que ella contesta que él está ebrio. "Sí, pero a mí se me pasa mañana", replica el beodo.

Eduardo Berti dijo...

Es cierto, ambas son del mismo estilo!
Un abrazo enorme, querido Sergio!