09 noviembre, 2007

Cinco libros: Fernando Sorrentino

Estoy pidiéndole a diversos escritores y artistas que recomienden cinco libros de ficción a los lectores de este blog y por qué no, de paso, al autor del mismo. No se trata, para nada, de un ránking ni mucho menos de una lista canónica. Se trata, más bien, de cinco libros que repentinamente ellos quieran proponer y compartir con los demás.

El voto de Fernando Sorrentino:


Eduardo: Me pedís cinco pero elijo seis. El único criterio que tengo es el grado de placer que me produjo la lectura de estos libros, y que me ha impulsado a releerlos:


El proceso, de Franz Kafka (la novela más hermosa del mundo).

El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha, de Miguel de Cervantes (fiesta de ternura y de juego).

El Aleph, de Jorge Luis Borges (¡qué maravilla!).

Martín Fierro, de José Hernández (texto inagotable: en cada relectura encuentro nuevos matices y sutilezas).

Rosaura a las diez, de Marco Denevi (mecanismo de relojería, sí, pero pleno de vida).

David Copperfield
, de Charles Dickens (¡ah, esas peripecias, esas vivencias encantadoras!)


Estos seis libros acudieron espontáneamente. Pero, un instante más tarde, llegan otros queridos amigos, que bien pudieron haber llegado antes: Lazarillo de Tormes, Don Casmurro (Machado de Assis), La isla del tesoro (Stevenson), Las minas del rey Salomón (Haggard), Grandes esperanzas (Dickens), Final del juego (Cortázar), Un pequeño café (Denevi), Nueve cuentos (Salinger), Crimen y castigo (Dostoievski)… En fin: estas listas son siempre heterogéneas, caóticas y, sobre todo, provisionales. A menudo dependen del azaroso momento en que el encuestado recibe la pregunta.~


Fernando Sorrentino (argentino) es autor de la novela Sanitarios centenarios, de varios libros de cuentos (Imperios y servidumbres, El mejor de los mundos posibles, El rigor de las desdichas, Existe un hombre que tiene la costumbre de pegarme con un paraguas en la cabeza, El regreso y otros cuentos inquietantes, entre varios títulos) y de un libro de conversaciones con Jorge Luis Borges.

No hay comentarios: