23 noviembre, 2007

De astros y galaxias


Comentario publicado en La Gaceta de Tucumán sobre la antología Galaxia Borges, compilación de Edgardo Cozarinsky y Eduardo Berti.


Por Cristina Bulacio




“Cada escritor crea a sus precursores”, es la interesante idea borgeana que preside la selección de esta antología. A partir de ella se estructura la propuesta de sus autores que reúne 16 escritores vinculados a Borges, de un modo u otro. Como una galaxia -inmenso conjunto de astros, estrellas, nebulosas- estos autores forman parte de un universo literario cuyo centro es, indiscutiblemente, Borges. Entre ellos, algunos lo precedieron, otros convivieron y hasta trabajaron con él. Siempre hay algo de la sombra del Maestro en sus escritos.

Si bien sorprende al lector el criterio inicial, a medida que se leen los cuentos cobra fuerza y encanto el concepto que organiza esta antología. Galaxia Borges rescata a escritores que fueron opacados por la luminosidad del astro rey y los hace visibles a la literatura. Lo componen algunos nombres bastante conocidos y otros menos; sin embargo, el seleccionarlos para este texto los revela, misteriosamente, como precursores o seguidores, y descubren los lazos que los unen entre sí y con Borges.

“La gran dificultad -dice una de las integrantes de la galaxia-, era salvarnos de su magia para inventar algo distinto”. Quizás el asunto no fuese tanto escapar de los encantos del Maestro, como poder superar su imaginación, la maestría de las tramas de los cuentos y la asombrosa precisión de su lenguaje poético.

Aun así, se percibe una influencia mutua ya que algunos de los relatos incluidos son de los años 40, en plena producción borgeana, pero también en la plenitud de los otros escritores. No es extraño, entonces, encontrarnos con ciertos rasgos, giros, marcas, incluso un guiño, que si bien ahora son reconocidos como borgeanos, por esa influencia sobre los precursores, es posible que fuera a la inversa.

Los cuentos están precedidos por una breve noticia del autor, algunos datos de estilo, fecha y lugar de publicación. Esto permite ubicar con precisión cada relato. Destaco algunos como Soy polvo, de Dabove, excelente narración llena de imaginación y tal vez de ternura, que podría haber sobrevivido sin Borges. Los grifos, de Silvina Ocampo, breve relato de ficción cargado de misterio en el cual trabaja con maestría sobre lo cotidiano. En memoria de Paulina, de Bioy Casares, una ficción de amor y suspenso. Un brevísimo y encantador relato de Luisa Mercedes Levinson; un cuento onírico de Murena; una historia de amor y locura de A. Pippig, etc.

En resumen, debo decir que la selección del material revela un criterio inteligente, amplio, e incluye a autores más allá de modas literarias del momento, lo que da como resultado un texto exquisito en el que se reunieron los astros de la galaxia Borges.~

No hay comentarios: