02 noviembre, 2007

Flaubert y la música

Los primeros días de junio de 1879, el señor Flaubert cenaba en casa de unos amigos en la calle Murillo; en una mesa estaban reunidos insignes personajes, pero bastante taciturnos, bajo la losa de la triste noticia que acababan de recibir: la muerte del Príncipe Imperial, sobrevenida allende los mares, en una colonia inglesa, y se podía advertir que los ojos de esos caballeros, aunque secos, todavía estaban enrojecidos y brillantes como los de las damas vecinas.

Sin embargo todas esas personas se encontraban obligadas a hablar de esa gran desgracia.

El señor Octave Feuillet repetía a cada momento:

― ¿ Pero, cómo ha podido suceder semejante hecho?

Y grandes suspiros salían de cada pecho a modo de respuesta.

El señor Claudius Popelin hablaba poco y su gran barba estaba como pegada a su pecho.
Finalmente el señor Albert Dubois, pintor y músico, cuñado de Octave Feuillet, no recuerdo a propósito de qué, dijo al señor Flaubert:

― Sí, Maestro, cuando leo su prosa experimento la misma sensación que cuando ejecuto uno de mis fragmentos musicales preferidos.

Flaubert, que parecía estar sufriendo con el calor de la sala, prorrumpió en una sonora y sofocada carcajada de las que tenía por costumbre; en ese momento su frente me pareció todavía más grande y su bigote se elevó de una manera sorprendente. Después dijo:

― La música... En literatura, no admito que una misma palabra figure a menos de quince líneas de distancia. La frase debe ser completa y significar exactamente la cosa que se quiere decir. De este modo, usted puede allí encontrar un sentido que puede
parecerse a su música, mi querido Albert.~


Fragmento del libro de François Tassart: "Nuevos recuerdos íntimos sobre Guy de Maupassant"

1 comentario:

Son Poemas dijo...

La música es la máxima expresión poética y, si como figura en esos fragmentos, la obra de Flaubert es percibida como música por muchos, yo pienso que, si bien hay fragmentos altamente musicales, la extensión injustificada de muchas novelas, acaban desafinando.
No he leído ninguna novela tuya, pero voy a por alguna :)
Gracias.

Saludos,

LR.