10 junio, 2009

Aerolitos



Nacido en Cádiz en 1923, residente en Francia durante décadas, Carlos Edmundo de Ory ha sobresalido como poeta, pero también como ensayista, traductor y autor de unas brevísimas formas cercanas al aforismo y reunidas bajo el nombre de “Aerolitos”.

De Ory ha dicho que sus “aerolitos” se diferencian de las greguerías porque son "espontáneos”, pero así y todo es tentador trazar un paralelo no sólo con Gómez de la Serna sino con otros autores que cultivaron diversas formas de aforismo poético (más que didáctico).

El propio De Ory ha dicho acerca de estos textos mínimos: “Novalis los llama ‘polen’, Rozanov: ‘hojas caídas’, Baudelaire: ‘cohetes’, Nietzsche: ‘sentencias y dardos’, Antonio Porchia: ‘voces’, Louis Scutenaire: ‘inscripciones’, Cioran: ‘pensamientos estrangulados’, André Siniavski: ‘pensamientos repentinos’, Malcolm de Chazal: ‘sentido-plástico’, yo: ‘aerolitos’”.

Vayan como muestra, entonces, nueve aerolitos:

Los pájaros son pensamientos perfectos.

La luna fue en otros tiempos una aberración de la mirada
.

La poesía es un secreto de adultos.

La ciencia no es científica, es fantástica.

La música se come con las orejas.

El viento es Dios que pasa bailando .

Durante la oscuridad de la noche, el espejo duerme con los ojos abiertos.

La risa es el sexo del alma.

Aunque Dios sea mentira, que haya ángeles.

No hay comentarios: