03 junio, 2009

1230 besos

Un periódico de Shanghai mencionaba que una estadounidense llamada Fodi llevaba catorce años de casada con un tal Tiedimo cuando, de pronto, el marido la abandonó. Entonces ella recurrió a la justicia.

“Tiedimo me ha besado a mí, que soy su esposa, 1230 veces durante catorce años. Si no lo obligan a indemnizarme con una suma de dinero, nunca podré sobreponerme de esta afrenta”.

El juez decidió, con imparcialidad, que por cada beso recibido hubiera una indemnización de dos dólares con catorce centavos. Y obligó a Tiedimo a pagarle 3000 dólares a Fodi para cerrar el caso.


Fu Lin, “El irremediable dolor”

(Se sabe muy poco de Fu Lin, autor de ‘El irremediable dolor’, 1905, una de las novelas sentimentales chinas más famosas de todos los tiempos)

2 comentarios:

Esteban Dublín dijo...

Como siempre, excelente.

Eduardo Berti dijo...

Gracias, Esteban. Un saludo!