24 octubre, 2007

Más sobre Lord Dunsany


Aquí, un pequeño relato tomado de Fifty-One Tales (1915), de Lord Dunsany, autor cuyo perfil puede leerse en mi entrada de ayer.




El país sin canciones

El poeta llegó a un gran país donde no había canciones. Y le dio pena que esa nación no tuviese ninguna canción tonta para cantarse por las noches.

Al final dijo: "Voy a hacer para ellos algunas canciones tontas, así caminan contentos y están felices junto a las fogatas". Y consagró algunos días a escribirles varias canciones sin propósito alguno, de esas que las doncellas canturrean en las colinas de otros países más antiguos y más felices.

Luego se dirigió a algunos habitantes de aquel país, mientras cumplían con el trabajo del día, y les dijo: "Les escribí algunas canciones a partir de ciertas leyendas inverosímiles, oriundas de los valles de mi niñez. Tal vez deseen cantarlas en las tardes en que están desconsolados".

Ellos le respondieron: "Si cree que tenemos tiempo para esa clase de tonterías es que usted no sabe mucho sobre el progreso del comercio moderno".

El poeta se puso a llorar y dijo: "Qué pena, están condenados". ~

[Traducción: Eduardo Berti]

No hay comentarios: