09 octubre, 2007

El poeta boxeador


Por Eduardo Berti

En París, en 1913, ocurrió la primera pelea por el título mundial de los pesados entre dos boxeadores negros: Jack Johnson y Jim "Battling" Johnson. Fue un empate; pero el público ya había hecho un mito del primero, coronado cinco años atrás en Sydney.

Poeta dadaísta, espurio "sobrino de Oscar Wilde" (así solía presentarse), el francés Arthur Cravan tuvo el coraje de desafiar a Jack Johnson. Lejos de ser un novato, había obtenido en 1910 el título amateur de los semipesados, aunque dicen que "por falta de adversarios". Incluido por Breton en su famosa antología del humor negro, nacido como Fabian Lloyd y rebautizado en homenaje a Arthur Rimbaud, Cravan medía casi dos metros y pesaba unos ciento cinco kilos.

El legendario Jack Johnson aceptó el desafío y la pelea se hizo en Barcelona, el 23 de abril de 1916. Johnson ganó por KO en el primer round. "Fue una parodia", afirmó el diario La Vanguardia. "Sabía que iba a perder", reconoció Cravan. "Johnson le pegó en la oreja izquierda, un golpe digno de un matadero, y Cravan no se movió más", relató Blaise Cendrars en Le Lotissement du ciel. "Entonces el negro se puso a provocar al público, que invadió el ring y pidió que se devolviera el dinero".

El episodio acabó con Johnson en el calabozo y Cravan escondido en un barco a punto de zarpar a Nueva York, mientras los empresarios catalanes lo buscaban enfurecidos.

Una vez en Nueva York, Cravan conoció a la poetisa inglesa Mina Loy. Se radicaron en México, donde él impartió clases de boxeo y hasta volvió a pelear oficialmente --y a perder-- contra cierto "Black Diamond" Smith. Luego vino un tiempo de errancia. La pareja se separó. Ella pasó por Buenos Aires y de vuelta en su país parió a Fabienne. El desapareció de todas partes y nunca pudo ser hallado. Por esa misma fecha, la policía mexicana encontró dos cadáveres en la frontera de Rio Grande. Uno parecía corresponder a la fisonomía de Arthur Cravan. ~

2 comentarios:

Edgardo dijo...

Buenísima la "nouvelle en (un poco más de) trois lignes" con el itinerario de Cravan. Tema para investigar: México como lugar para desaparecer, Bruno Traven, etc.
¿Una literatura vivida, no escrita?

Eduardo Berti dijo...

Es verdad! Ni hablar de Ambrose Bierce, no es cierto?