30 marzo, 2014

Las invenciones de Riley


 El hurganarices rotativo que incluye treinta tamaños diferentes de dedo índice y puede usarse en el sentido de las agujas del reloj o a la inversa. El autorrecogedor de caca para perros.  El artilugio para insertar en los sueños, minutos a minuto, las noticias financieras. La máquina para recoger, sin moverse del asiento, el control remoto del televisor. La laptop-tostadora que permite desayunar y navegar por Internet a la vez:
-->




La imaginación del dibujante y humorista Andy Riley es fértil y feroz, como puede verse en su libro Hágalo usted mismo (D.I.Y. Dentistry, 2008). Algunos de sus inventos (por ejemplo, el aparato para control de pasaportes de pájaros migratorios) son una muestra de cómo nos complicamos la vida y de cómo algunas ideas, más que aportar soluciones, generan nuevos problemas.

El libro ha sido traducido al castellano y publicado por Astiberri, una editorial de Bilbao, hace un par de años.