17 junio, 2012

La edad de la tierra



Si quieren ustedes saber la edad de la tierra, observen el mar durante una tempestad. El gris de la entera superficie inmensa, los surcos del viento sobre los rostros de las olas, las grandes masas de espuma, arrojadas las unas contra las otras y ondeando, como enmarañados mechones blancos, le dan al mar, en medio de un temporal, una apariencia de cana edad, deslustrada, mate, sin destellos, como si hubiera sido creado antes que la luz misma.

 Joseph Conrad, El espejo del mar (traducción de Javier Marías)

1 comentario:

Javier dijo...

Te paso otra de Konrad (de Lord Jim): "Cuando tratamos de comprender la necesidad íntima de otro hombre nos damos cuenta de cuán incomprensibles, cambiantes y brumosos son los seres que comparten con nosotros la visión de las estrellas y la calidez del sol. Es como si la soledad fuera una condición absoluta e insuperable de la existencia; el envoltorio de carne y sangre en el que fijamos nuestra vista desaparece en cuanto extendemos la mano, y solo queda el espíritu caprichoso, inconsolable e inaprensible, que ningún ojo puede seguir, ni ninguna mano puede atrapar."