05 septiembre, 2011

Rendez-vous

Claude LELOUCH

El mito asegura que en 1976 el cineasta francés Claude Lelouch (Un hombre y una mujer, Los unos y los otros, etc) puso una cámara de cine al frente de una Ferrari 275 GTB e invitó a un amigo, piloto profesional de Fórmula 1, a que viajase por el corazón de Paris al amanecer, a la mayor velocidad posible. La película debía durar 10 minutos y el trayecto sería de Porte Dauphine hasta la Basílica de Sacre Coeur. El viaje se efectuó en poco más de 9 minutos violando semáforos en rojo, esquivando peatones y haciendo algunos metros en contramano. Tras estrenar el cortometraje (bautizado "C'était un rendez-vous"), Lelouch fue detenido y la película, prohibida, se convirtió en un objeto de culto "underground".



Tres décadas más tarde, en el año 2006, Lelouch concedió una entrevista televisiva en la que contó cómo hizo el cortometraje y, de paso, repitió el trayecto en compañía de un periodista:



La versión de Lelouch difiere bastante del mito. Quien condujo el coche fue él mismo, no un piloto profesional de Fórmula 1. Y el viaje no se hizo a bordo de una Ferrari, sino de una Mercedes. Más tarde, en la mesa de edición, Lelouch añadió el sonido de una Ferrari.