19 mayo, 2010

Materia muerta

Elias CANETTI


Los libros no son seres vivos, de acuerdo. Carecen de sensibilidad y, por lo tanto, ignoran el dolor tal como lo sienten los animales y, probablemente, también las plantas. Pero, ¿quién ha demostrado la insensibilidad total de lo orgánico? ¿Quien sabe si un libro, de un modo que nos resulta extraño y que por eso no advertimos, no es capaz de anhelar la compañía de otros libros con los que convivió un tiempo? Hay momentos en que la frontera tradicional trazada por la ciencia entre los mundos orgánico e inorgánico resulta, como cualquier otra frontera humana, artificial y caduca para todo ser pensante. Nuestro secreto desacuerdo con esta dicotomía aflora en la expresión "materia muerta". Pues lo que se ha muerto, ha estado vivo.

Elías Canetti: "Auto de Fe"


1 comentario:

Gus Nielsen dijo...

Qué capo, este Canetti. Auto de fe, además de genial es divertidísima! Abrazo.