29 junio, 2015

#YoBorges




A la manera de Queneau con su poesía combinatoria de Cent mille milliards de poèmes (1961), los creadores de la página "#YoBorges" (acá) proponen armar, combinando versos, un poema borgeano y jugar a ser Borges durante algunos segundos. 

Propone la página:
"102 versos a ordenar en 13 líneas.   415.000.000.000 combinaciones posibles. Un solo poema perfecto oculto entre ellos. O tal vez no. Juguemos a ser Borges. Sólo los errores son nuestros". 

¿Cómo resistirse a semejante tentación? El primer resultado, por ejemplo:


Un hombre trabajado por el tiempo
no salió nunca de su biblioteca
un triste oro, tal es la poesía
con su timbre y su número preciso.

¿Por qué es tan triste madrugar?
Bruscamente la tarde se ha aclarado,
en el crepúsculo de los espejos
que se parece al sueño y al olvido.

También el jugador es prisionero
en abatimiento de agua y de sombra
los mismos pasos en los mismos días
en esa biblioteca del pasado.
Aquí son demasiadas las estrellas.

Enlace original:

http://www.yoborges.com.ar/

Una nota al pie de la página explica que el artefacto fue ideado y puesta en marcha por Diego de la Fuente para su blog "Fumado":

2 comentarios:

Javier dijo...

Me encantó! Espectacular la idea, salen poemas geniales, no puedo parar de jugar.

Eduardo Berti dijo...

Habrá que poner una advertencia diciendo que puede resultar adictivo