22 noviembre, 2011

Hubert Nyssen

La semana pasada murió el fundador de la editorial francesa Actes Sud, Hubert Nyssen. Tuve el enorme honor de no solo de que Nyssen publicara por Actes Sud varios de mis libros, sino también de que incluyera uno de mis relatos ("Retrospectiva de Bernabé Lofeudo") en su colección "Un endroit où aller" y de que escribiera también un texto conmovedor (un posfacio especial) para un libro que editamos con La Companía: Nabokov y su Lolita, de Nina Berberova. Así lo recordó Guillermo Schavelzon en el diario El País, de España:

Entrar en la edición es como entrar en la crisis. Y está muy bien que así sea, la crisis aviva la edición ("La sabiduría del editor", 2006).

Nacido en Bruselas (Bélgica) en 1925, Hubert Nyssen fundó en 1978 una de las mejores y más coherentes editoriales independientes de Francia, Actes Sud. Publicó más de 5.000 obras literarias extranjeras en un país en el que se traducía poco. Logró un posicionamiento excepcional en las librerías y una imagen gráfica que hoy sigue caracterizando a los libros de la casa. Nyssen pasó a la fama al descubrir -hace 25 años- a dos escritores desconocidos en Europa, Nina Berberova y Paul Auster.

Actes Sud fue la única editorial de provincias que creció a nivel internacional, sin dejar nunca su sede en Arles, en la Provenza francesa. Se casó con Christine Le Boeuf, una de las más reconocidas traductoras de inglés, que ganó prestigio por cuenta propia y hoy selecciona cuidadosamente los textos que traduce (Paul Auster, Siri Husvedt y Alberto Manguel entre otros).

Desde los comienzos de su actividad se veía siempre a Nyssen, con su abundante cabellera blanca, corriendo por los pasillos de la feria de Fráncfort, buscando obras raras de esas que los demás editores franceses no querían.

Logró algo excepcional: sus libros son inigualables por su contenido, pero también por su característico y atípico formato alargado, con un diseño gráfico de cubierta y un manejo de la tipografía sorprendente por lo moderno y eficaz. Al cumplir 70 años, después de armar un excelente equipo directivo, decidió retirarse para retomar su tarea original de escritor. Publicó en total 16 novelas, 21 libros de ensayo, ocho poemarios, cuentos, guiones de cine y traducciones. Más de la mitad de su prolífica obra tras dejar la dirección de la editorial. Sus carnets están llenos de historias vinculadas al mundo del libro y el arte, escritas con un estilo literario brillante y no poniéndose nunca en primer lugar frente a las grandes figuras, lo que otorga especial valor a los testimonios. No se trata de conjuntos de anécdotas, sino de reflexiones profundas sobre el arte, la literatura y la edición muy lejos de la banalidad. Con la muerte de Hubert Nyssen se va otro de los pocos editores de raza que quedaban en Europa.

En España se pueden leer La sabiduría del editor (Trama), Los desgarrados (La Otra Orilla) y el infantil La extraña guerra de las hormigas (Lumen).