18 julio, 2016

La paradoja de Teseo



Una leyenda griega que recoge Plutarco:

"El barco en el cual volvieron Teseo y los jóvenes de Atenas tenía treinta remos, y los atenienses lo conservaban desde la época de Demetrio de Falero, ya que retiraban las tablas estropeadas y las reemplazaban por unas nuevas y más resistentes, de modo que este barco se había convertido en un ejemplo entre los filósofos sobre la identidad de las cosas: un grupo defendía que el barco continuaba siendo el mismo, mientras el otro aseguraba que no lo era."