14 diciembre, 2013

Grabados para siempre





–Nelly, ¿nunca tienes sueños extraños? -dijo de repente, tras unos minutos de reflexión.  

–Sí, de vez en cuando –contesté.

–Yo también. He tenido algunos sueños en mi vida que se me han quedado grabados para siempre y me han cambiado las ideas; me han atravesado de cabo a rabo, como el vino atraviesa el agua, y han alterado el color de mi mente.  Te voy a contar uno de ellos, pero procura no reírte en ningún momento.

Emily Brontë, Cumbres borrascosas

1 comentario:

Paz Monserrat Revillo dijo...

Una frase que a mi se me quedó grabada de este libro ( como algunos de los sueños de los que habla tu cita) es la siguiente: " ¡Y yo que imaginaba que, aunque todos se odiasen unos a otros, no podían dejar de quererme a mí!"