18 noviembre, 2014

Por discreción



Dios le dio innumerables pequeños dones que él no usó ni desarrolló por temor a ser un hombre completo y sin pudor.

Clarice Lispector, Descubrimientos (Adriana Hidalgo editora), traducción de Claudia Solans.