28 noviembre, 2014

Demasiado





La desgracia de la vida consiste en decir "es demasiado temprano", y después "es demasiado tarde"

Gustave Flaubert.