21 septiembre, 2014

El recuerdo

 
 
Quería acordarse del día en que había nacido y fruncía tanto las cejas que a cada instante las personas grandes la interrumpían para que desarrugara la frente. Por eso no podía nunca llegar hasta el recuerdo de su nacimiento.

Viaje olvidado, Silvina Ocampo