12 septiembre, 2013

Un ladrón arrepentido


 Una noticia publicada en el sitio CNN (enlace original) y comentada por Jesús del Toro en el periódico Rumbo de Houston (aquí):
Hace 11 años, Keosovanh Xayarath y su hijo Somboon Wu fueron asaltados a punta de pistola en la tienda Interasian Market & Deli de la que son propietarios en Nashville, Tennessee. El delincuente les robó en ese momento $300, pero el gran susto y el malestar que sufrieron las dos víctimas fue sin duda mayúsculo.
El tiempo pasó y aunque el recuerdo de ese mal día persistió, los afectados superaron la traumática experiencia.
Hace unos días, según el relato de la televisora local WSMV, un hombre se presentó de improviso en la tienda. Con insistencia pidió que se recibiera un sobre que él traía consigo. El dueño del local dudó en aceptarlo, pero finalmente lo hizo mientras el hombre salía del lugar. Dudó nuevamente si debía abrirlo o no, e incluso consultó a un abogado. Y cuando finalmente lo abrió encontró cuatro billetes de $100 y una carta manuscrita, en el que un hombre contaba que había sido un adicto a las drogas y que 11 años atrás había entrado y robado $300 de ese establecimiento. Pero que ahora se habría regenerado y dejado las drogas y que sentía la necesidad de reparar los daños que había causado. Por ello les dejaba $400 junto a la carta.
 La familia propietaria de la tienda se sintió conmovida por la confesión del hombre, que se atrevió a dar la cara para reparar su falta, y reconocieron que todos merecen una segunda oportunidad. Luego colocaron una foto de la nota en los espacios en redes sociales de su restaurante para dar testimonio del hombre que se esforzó por recobrar el honor antes perdido.