06 septiembre, 2013

Maravilloso




Steinbeck tenía la costumbre de leerle a su mujer, apenas lo terminaba, cada capítulo de la novela que estaba escribiendo, pero con la condición de que su única respuesta fuese siempre: "Es maravilloso, querido".

Citado por Alberto Manguel en "Pequeñas historias de la literatura norteamericana".

3 comentarios:

Paz Monserrat Revillo dijo...

Eduardo ¿sabes si ese libro está traducido al español? Me encanta Manguel...y la literatura americana. ¡Menuda combinación!Corro a conseguirlo si ya está traducido.
Paz

Eduardo Berti dijo...

Hasta donde sé, no está traducido. Yo conozco (y tengo) la edición francesa, que por cierto se regalaba con la compra de otros libros. Un saludo!

Paz Monserrat Revillo dijo...

Gracias.Esperaremos pues, a ver si hay suerte y lo traducen. Un saludo agradecido de vuelta