17 enero, 2013

Pero a veces sí





No me gustaría vivir en América pero a veces sí
No me gustaría vivir bajo un cielo y sin techo pero a veces sí
Me gustaría vivir en el cinquième de París pero a veces no
No me gustaría vivir en un depósito militar pero a veces sí
No me gustaría vivir entre expedientes pero a veces sí
Me gusta vivir en Francia pero a veces no
No me gustaría vivir en el Gran Norte pero a veces sí 
No me gustaría vivir en una histórica aldea pero a veces sí
No me gustaría vivir en Issoudun pero a veces sí
No me gustaría vivir entre juncos  pero a veces sí
No me gustaría vivir en un ksar pero a veces sí
Me habría gustado ir a la Luna pero es un poco tarde
No me gustaría vivir en un monasterio pero a veces sí
No me gustaría vivir en el Negresco Hotel  pero a veces sí
No me gustaría vivir en Oriente pero a veces sí
Me gusta vivir en Paris pero a veces no
No me gustaría vivir en Québec pero a veces sí
No me gustaría vivir en un risco pero a veces sí
No me gustaría vivir en un submarino pero a veces sí
No me gustaría vivir en una torre pero a veces sí
No me gustaría vivir con Ursula Andress pero a veces sí
Me gustaría vivir la vejez pero a veces no
No me gustaría vivir en un wigwam pero a veces sí
Me gustaría vivir en Xanadu pero no para siempre
No me gustaría vivir en Yonne pero a veces sí
No me gustaría que viviéramos todos en  Zanzibar pero a veces sí


Georges Perec:  « De la difficulté qu’il y a d’imaginer une cité idéale », Penser/Classer, pp.127-129. (Traducción mía, con algunas libertades)

2 comentarios:

ivana dijo...

Se parece a otro libro suyo, el de los "yo me acuerdo". NO?

Eduardo Berti dijo...


Así, es Ivana. La obsesión de Perec por las listas, por los objetos, por los lugares, por la memoria... Un abrazo.