29 enero, 2013

Ibrahim Maalouf




Ibrahim Maalouf, compositor, y trompetista francolibanés (nació en 1980, en Beirut), acaba de editar un nuevo álbum. Es el cuarto que lanza como solista, se llama Wind y se trata de una verdadera delicia.

Cada tema –cosa muy típica de él– parece una banda sonora en busca de una película. Ecos del Miles Davis de Un ascensor para el cadalso  ("Doubts", "Waiting") se dan la mano con patrones rítmicos al borde de lo insólito ("Questions & Answers"), con aires entre latinos y orientales ("Sensuality"), con raptos de free-jazz ("Excitement") y mucho más.

El sonido de Maalouf es tan particular como el instrumento que emplea: una trompeta con cuatro pistones que le permite tocar cuartos de tono (en vez de semitonos como, tengo entendido, ocurre en el caso de las trompetas clásicas) y aproximarse, de este modo, al timbre de las flautas orientales.

Fue su padre, el también músico Naasim Maalouf, quien inventó ese intrumento. Y vale la pena ver este video donde explica las características y la historia de la trompeta árabe:





Sitio oficial de Ibrahim Maalouf, aquí.