22 octubre, 2012

Los chinos y el Nobel



Qian ZHONGSHU

Hace más de medio siglo, mucho antes de Mo Yan y Gao Xingjian, el escritor Qian Zhongshu (1910-1998) imaginó en un breve relato a un autor chino obsesionado por ganar el Premio Nobel, pero sin suerte con los "viejos sabios" del jurados, quienes no leen chino y deciden, para no complicarse la vida, que "no vale la pena interesarse en esos libros".

Un periódico chino se decepciona tanto cuando se conoce el nombre del laureado (que, por supuesto, no es el personaje del cuento) que decide atacar con violencia al presidente de los Nobel por haber renegado de su "origen": "Si es gracias a la dinamita que el viejo Alfred Nobel edificó su fortuna, es porque los chinos inventamos, primeros en el mundo, la pólvora", dice el periódico en su ficticia editorial. "Por lo tanto, el premio debería corresponderle legítimamente a un chino".