15 mayo, 2012

Un chiste


Una vez sucedió que en un teatro se declaró un incendio entre bastidores. El payaso salió al proscenio para dar la noticia al público. Pero la gente creyó que se trataba de un chiste y aplaudió con ganas. El payaso repitió la noticia y los aplausos fueron todavía más jubilosos. Así creo yo que perecerá el mundo, en medio del júbilo general del respetable público que pensará que se trata de un chiste.

Sören Kierkegaard, Dipsálmata

(Citado por Antonio Fernández Ferrer en "La mano de la hormiga")