20 mayo, 2012

Shi Shi Shi Shi

Que el chino es un idioma dado a las homofonías no es ningún descubrimiento. Buena parte de las supersticiones chinas se basan en palabras que suenan iguales o muy parecidas, salvo una ligera diferencia tónica.

En chino es posible narrar esta historia repitiendo únicamente, unas setenta veces, el monsílabo "shi":

"Un poeta llamado Shi vivía en una casa de piedra y, como le gustaba comer carne de león, decidió comerse diez de ellos. Solía ir al mercado en busca de leones y un día, a las diez, se encontró con diez de ellos. Shi mató a los leones con flechas y recogió sus cuerpos, cargándolos de vuelta a su casa de piedra. La casa estaba llena de agua, por lo que exigió a sus servientes que la secaran. Entonces se puso a comer los cuerpos de los diez leones. Sólo entonces se dio cuenta de que eran en verdad diez leones hechos de piedra. Trata de explicar el acertijo".

2 comentarios:

Diego dijo...

Buenísimo.

Anónimo dijo...

Indescifrable el acertijo. ¿Tiene algo que ver con la casa llena de agua? ¿Es una cuestión idiomática que un no chino jamás podrá descubrir?