02 octubre, 2011

Un creyente


Al caer de la tarde, dos desconocidos se encuentran en los oscuros corredores de una galería de cuadros. Con un ligero escalofrío, uno de ellos dijo:
-Este lugar es siniestro. ¿Usted cree en fantasmas?
-Yo no –respondió el otro-. ¿Y usted?
-Yo sí –dijo el primero y desapareció.

Este relato pertenece supuestamente a un escritor inglés llamado George Loring Frost y fue incluido por Borges, Bioy Casares y Silvina Ocampo en su famosa antología de literatura fantástica. Todo permite suponer que el autor del cuento es el mismísimo Borges que, como el tal Frost, se llamaba Jorge y tenía un segundo nombre que empezaba con ele.

1 comentario:

Alexis dijo...

Siempre me pareció genial.