03 octubre, 2011

Manual de urbanidad para jovencitas

Pierre LOUYS


EN LA MESA

II

No meta y saque de su boca un espárrago mientras mira lánguidamente al joven que quiere seducir.


IV

No coja dos mandarinas a fin de añadirle unos cojones al plátano.


EN CLASE

VII

Si le dicen que el hombre se distingue del mono en que aquél no tiene rabo, no afirme que sí tiene.


EN EL BAILE

II

Si disfruta danzando, dígalo bajito. No lo grite.


VI

Una niña bien educada no orina en el piano.


DE VISITA

IX

No pregunte a una actriz dónde pasó sus años de prostíbulo. Infórmese por sus amigas.


SUPERSTICIONES

VI

Cuando pierda su virginidad, no recurra a San Antonio de Padua para recuperarla. San Antonio de la Tebaida meditó mucho sobre cuestiones sexuales; pero su homónimo no se complacía con estos asuntos.


EN LA IGLESIA

V

“Quienes conozcan algún impedimento para que este matrimonio sea celebrado, que hablen ahora o callen para siempre”, dice el sacerdote. Pero sólo es una fórmula. No se levante para revelar confidencias.


X

Durante la catequesis, si el joven sacerdote le pregunta qué es la lujuria, no le conteste entre risas: “Lo sabemos mejor que usted.”


EN EL TEATRO

II

Si ve que una bailarina tiene el cabello rubio y las axilas negras, no pregunte el motivo a gritos.


EN LA PLAYA

III

En el agua, no pida a los presentes permiso para hacer pipí. Hágalo sin autorización.


V

Si escribe obscenidades en los tabiques de la cabina, no las firme con el nombre de la señora que la precedió.


DEBERES PARA CON SU PADRE


I

Si su señor padre, enfurecido, le dice: “¡No eres mi hija!” No le responda entre carcajadas: “¡Hace mucho que lo sabía!”


Pierre Louÿs (1870-1925 ), Manual de urbanidad para jovencitas. Extractos (los más "suaves" y, entre ellos, algunos de mis favoritos) del manual que Louÿs publicó en 1917, unos veinte años después de sus famosas canciones de Bilitis.


3 comentarios:

Martín Cálix dijo...

muy bueno Eduardo... ¡ojalá se pudiera conseguir en Honduras!

Leo dijo...

Y en Buenos Aires tambien!

Eduardo Berti dijo...

Existe una edición del Manual, publicada por Tusquets (en su colección La sonrisa vertical) allá por 1979 o 1980, me parece. Creo que no es fácil conseguir un ejemplar.