29 mayo, 2011

Causas y hombres

Ralph Waldo EMERSON

De los dos grandes partidos que en estos momentos se reparten prácticamente entre ellos el país, debo decir que uno aboga por la buena causa y el otro tiene a los mejores hombres. El filósofo, el poeta o el hombre de religión desean, por supuesto, dar su voto al partido demócrata: por el libre comercio, por el sufragio universal, por la abolición de las crueldades legales que figuran en el código penal y para facilitar, de cualquier modo posible, el acceso de los jóvenes y de los pobres a las fuentes de riqueza y poder. Pero no aceptan a esas personas a las que el llamado partido popular propone como representantes de estas liberalidades.

Ralph Waldo Emerson a mediados de los años 1840.

1 comentario:

Gerardo dijo...

Uno de los grandes tipos del siglo XIX de los Estados Unidos. Y qué casualidad: Borges lo dio a conocer.