30 abril, 2010

La soledad

Fábulas de ABSTEMIUS, edición de 1499


Un campesino fue a visitar a un filósofo. Cuando lo vio a solas entre sus libros le preguntó cómo hacía para vivir de ese modo, sin ninguna compañía.

El poeta respondió: "Sólo he empezado a sentirme solo desde que tú entraste aquí".

Fábula de Laurentius Abstemius, sabio italiano también conocido como Lorenzo Bevilaqua. Vivió en el siglo XV y escribió, además de varias obras científicas, el "Hecatomythium Secundum": una colección de fábulas de tipo esópico y de contenido satírico o anticlerial.


29 abril, 2010

La naranja


Siempre he pensando que muchos videos (o clips) no agregan nada a las canciones; al contrario, les quitan vuelo, las anclan a un imaginario publicitario o a un registro puramente documental.


Lo que ocurre con esta performance de Gilbert Bécaud es exactamente lo opuesto. Más de una vez escuché “L’orange du marchand” y me pareció una cancioncita ingeniosa, pegadiza y punto. Ahora bien, lo que hace Bécaud ante las cámaras (digno de un gran, gran actor) convierte un episodio casi anecdótico (el de hombre a quien un coro acusa de haber robado una naranja en el mercado) en una escena de un pathos asombroso…







26 abril, 2010

El equilibrio

Thomas HARDY


El problema del escritor es el de cómo equilibrar la balanza entre lo que no es habitual y lo que es corriente, de manera que, mientras por un lado se despierta el interés, por el otro se expone la realidad (...) Todo el secreto de la obra de ficción y del drama, en cuanto a su construcción, reside en el acoplamiento de cosas que se apartan de los corriente a cosas que son eternas y universales.

Thomas Hardy, "Cuaderno de notas"

25 abril, 2010

Charla sobre Goyen


El próximo martes 27 de abril, a las 19, habrá una charla en torno a la obra del escritor estadounidense William Goyen. Será en la librería Fedro, de Buenos Aires (Carlos Calvo 578), con la participación de Mariana Enríquez, Patricia Suárez, Jorge Consiglio y Esther Cross, quien tradujo los dos libros de cuentos de Goyen que hemos publicado con la editorial La Compañía: "La misma sangre" y "Ángeles y hombres". Vale la pena descubrir la obra de Goyen, "uno de los mejores cuentistas norteamericanos de todos los tiempos" según The New York Times.




24 abril, 2010

Categorías

Bertrand RUSSELL

"Basta leer algo de su llamada filosofía para descubrir inmediatamente qué clase de idiota es usted. El otro día leí en un diario suizo alemán algo que evidentemente usted había dicho: ´Vivimos en una época que tiene tres revoluciones por delante: la lucha de la juventud contra la vejez; la lucha de la pobreza contra la riqueza y la lucha de la estupidez contra la inteligencia…´ (…) Le digo categóricamente que las tres revoluciones que lo inquietan no las tenemos por delante, sino que han caracterizado a todas las generaciones de todos los siglos".

Así era
la carta que un hombre común le escribió a Bertrand Russell en 1958. La respuesta no se hizo esperar:

Estimado señor

Hay una categoría de idiotas que usted ha omitido mencionar. Es la categoría de quienes creen lo que leen en los diarios. Yo nunca hice la declaración que usted cita.

Lo saluda atentamente,

Bertrand Russell


Inicio de un artículo titulado "Las mañanas epistolares de Bertrand Russell", escrito por Alcides Rodríguez para la revista-blog "Escritores del Mundo" que desde el miércoles 21 de abril está en la web (aquí), con textos de Miguel Vitagliano, Aníbal Jarkowsky, José María Brindisi, María Rosa Lojo, Esther Andradi, Dardo Scavino, Anna Kazumi Stahl, Federico Jeanmaire y muchos más...

Enlace original:

http://www.escritoresdelmundo.com/2010/04/las-mananas-epistolares-de-bertrand.html

22 abril, 2010

El anciano



Había una vez un hombre llamado Huang An. Ya tendria más de ochenta años, pero aparentaba ser joven. Se alimentaba de cinabrio. Iba desnudo, hasta en invierno. Se sentaba en una tortuga de tres pies de largo. Una vez alguien le preguntó: "¿Qué edad tiene la tortuga?". Él respondió: "Cuando Fu Hi encontró la red y las nasas, capturó a esta tortuga y me la regaló. Es todo este tiempo he vuelto liso su caparazón a fuerza de sentarme encima. Este animal tenía miedo de la luz de la luna y del sol; por eso sólo asomaba la cabeza una vez cada dos mil años. Desde que yo la tengo ha asomado la cabeza cinco veces". Dicho esto, el hombro se echó la tortuga al hombro y se marchó.

Pronto se difundió la historia, sin embargo, de que el hombre tenía diez mil años.

Incluido en "Cuentos chinos", edición a cargo de Richard Wilhelm (Paidós, Orientalia)


21 abril, 2010

Hitchcock-Truffaut, el audio


Si existe un libro que no debería faltar en la biblioteca de todo amante del cine, éste es el que reúne las entrevistas que Francois Truffaut le hiciera a Alfred Hitchcock.

“El cine según Hitchcock” se compone de unas cincuenta horas de charlas y unas quinientas preguntas preparadas cuidadosamente por el realizador francés, quien contó luego en un prólogo cómo y por qué nació el libro:


En los años cincuenta y sesenta, Hitchcock se encontraba en la cima de su creatividad y de su éxito. Famoso entonces por la publicidad que le había asegurado David Selznick en el transcurso de los cuatro o cinco años de contrato que los unía, colaboración subrayada por obras como Rebeca, Spellbound (Recuerda), The Paradine case (El proceso Paradine), Hitchcock se hace mundialmente célebre en tanto que produce y dirige la serie de emisiones televisivas «Suspicions» (Sospecha), después «Hitchcock presenta», hacia la mitad de los años cincuenta. Este éxito y esa popularidad, la crítica americana y europea iba a hacérselo pagar examinando su trabajo con condescendencia, denigrando un film tras otro.

En 1962, encontrándome en Nueva York para presentar Jules y Jim, me di cuenta de que cada periodista me hacía la misma pregunta: ¿Por qué los críticos de Cahiers du Cinéma toman en serio a Hitchcock? Es rico, tiene éxito, pero sus películas carecen de sustancia. Uno de esos críticos americanos, a quien yo acababa de hacerle el elogio, durante una hora, de Roar Window (La ventana indiscreta), me respondió esta barbaridad: A usted le gusta Rear Window (La ventana indiscreta) porque, no siendo habitual de Nueva York, no conoce bien Greenwich Village. Le respondí: Rear Window (La ventana indiscreta) no es una película sobre la ciudad, sitio, sencillamente, una película sobre el cine. Y yo conozco el cine.

Regresé a París turbado.


Mi pasado de critico era todavía muy reciente, yo no me había liberado de aquel deseo de convencer que era el punto común de todos los jóvenes de Cabiers du Cinéma. Entonces pensé que Hitchcock, cuyo genio publicitario solo tiene parangón con el de Salvador Dalí, había sido finalmente la víctima, en América, al lado de los intelectuales, de tantas entrevistas superficiales y deliberadamente dirigidas hacia la burla. Contemplando sus films era evidente que este hombre había reflexionado sobre los medios de su arte más que ningún otro de sus coetáneos y que, si por vez primera aceptaba responder a un cuestionario sistemático, podría resultar de ahí un libro capaz de modificar la opinión de los críticos americanos.


El propósito de la entrada de hoy no es el de comentar la existencia de este libro (bastante conocido por los lectores en general), sino el de compartir un hallazgo extraordinario: las cintas de audio de las entrevistas que Truffaut le hiciera en su debido momento a Hitchcock.


Hace unos diez años una radio francesa emitió en calidad de primicia absoluta estas entrevistas, las que fueron presentadas y comentadas por un par de periodistas de Cahiers du Cinéma.
Ahora es un sitio web el que ofrece este mismo material. Son una veintena de grabaciones y cada una suele durar una media hora. Se oyen tres voces: la de Truffaut en francés, la de Hitchcock en inglés y la de una supereficiente traductora. Aquí les paso el enlace a la primera de las charlas, en la que el director de "Los pájaros" y "Vértigo" habla de su infancia, entre otras cosas:

http://tasutpen.net/hitch/ht1.mp3



20 abril, 2010

18 abril, 2010

Noticias veloces

TOBIAS WOLFF

En Remembering Ray , un libro colectivo en homenaje a Raymond Carver, Tobias Wolff (Alabama, 1950) cuenta una anécdota imperdible sobre el autor de Catedral . Durante una conversación en que los dos intercambiaban historias personales, Wolff se sintió obligado a estar a la altura del difícil pasado de su amigo. Casi sin darse cuenta, se descubrió improvisando una vieja y superada adicción a la heroína. Mientras el otro lo interrogaba con interés, recordó hasta qué punto Carver era famoso por sus indiscreciones y le pidió que todo quedara entre los dos. Cuando unos días después, culposo, lo llamó para confesarle el engaño, se encontró con un silencio de piedra. Carver ya había propalado la noticia (entre unos pocos que, según él, no la repetirían) y, como si fuera el protagonista de una de sus historias, durante años Wolff tuvo que tolerar estoicamente que conocidos y desconocidos le transmitieran piadosas palabras de aliento.

El inicio de la jugosa entrevista que Pedro B. Rey le hizo a Tobias Wolff y que fue publicada ayer sábado 17 de abril en ADN, La Nación, Argentina. La versión completa, aquí.

15 abril, 2010

Speaking in Tongues


Médicos croatas están desconcertados después de que una adolescente de 13 años que cayó en un coma misterioso despertara hablando alemán con fluidez, algo que los padres de la joven afirman que nunca había sucedido, ya que su hija había empezado a estudiar el idioma en el colegio, pero era apenas una principiante.

Tras despertar, sin embargo, la adolescente no sólo fue inacapaz de hablar croata e incluso se negó a hacerlo, sino que únicamente se comunicó en un perfecto alemán, muy superior al dominio del idioma que tenía antes del coma.

El director del hospital KB Split de la ciudad de Knin, Dujomir Marasovic, dijo que todavía están tratando de averiguar las causas del coma misterioso y de por qué la chica parece haber olvidado cómo hablar croata.

La enfermera Marika Lenovic, de 28 años, indicó que "el caso atrajo un gran interés, no solo entre los medios de comunicación, sino también entre los profesionales médicos”.

La niña todavía está siendo atendida en el hospital y recibe visitas regulares de sus familiares pese a que apenas puede comunicarse con ellos. El personal del hospital incluso ha tenido que recurrir a un intérprete para traducir palabras de la adolescente a su familia.


Fuente original: http://www.eldiario24.com/nota.php?id=198531

14 abril, 2010

Citas útiles

Edgardo COZARINSKY

Cada contribución a este blog de mi amigo Edgardo Cozarinsky es garantía de calidad. Ayer me mandó, de manera espontánea, un email con estas “citas útiles para jóvenes cineastas” (y artistas en general) que estuvo recopilando con muy buen ojo.


"Todo percibir es también pensar,

todo razonar es también intuición,

toda observación es también invención".

Rudolf Arnheim


"Haz aparecer lo que sin tu intervención acaso nunca se vería".

"El cine sonoro inventó, sobre todo, el silencio"

Robert Bresson


"La única condición para pelear por el derecho a crear es tener fe en la propia vocación y rechazar todo compromiso."

"Un artista nunca trabaja en condiciones ideales. Si existieran, su obra no existiría... El artista existe porque el mundo no es perfecto; si lo fuera, el arte no tendría sentido."

Andrei Tarkovski


"Todo puede suceder, todo es posible y aun probable. El tiempo y el espacio no existen. Sobre un fondo tenue de realidad la imaginación hila y teje motivos nuevos".

Ingmar Bergman


"Un poema es un jardín imaginario con sapos reales en él".

Marianne Moore


"El trabajo siempre ayuda: trabajar no es realizar lo que uno imaginaba sino descubrir lo que uno lleva adentro."

Boris Pasternak


"Como tanto desorden y confusión nos superan ampliamente, finjamos que los estamos dirigiendo".

Jean Cocteau


"Las citas son útiles en los períodos de ignorancia o creencias oscurantistas."

Guy Debord


12 abril, 2010

¿El futuro de la edición?

Agradezco a Ángela Cuartas que me haya puesto en la pista de este magnífico video y aprovecho para recomendar su siempre asombroso sitio "Diccionario de obviedades"


11 abril, 2010

Cinco libros: Javier Sáez de Ibarra



Estoy pidiéndole a diversos escritores y artistas que recomienden cinco libros de ficción a los lectores de este blog y por qué no, de paso, al autor del mismo. No se trata, para nada, de un ránking ni mucho menos de una lista canónica. Se trata, más bien, de cinco libros que repentinamente ellos quieran proponer y compartir con los demás.


El voto de Javier Sáez de Ibarra:



Te mando los cinco libros. He tratado de no sufrir seleccionando lo "esencial", sino tomando las maravillas que a veces se olvidan:

Poeta en Nueva York, Federico García Lorca

El estado de sitio, Albert Camus

Caballo de pica, Ignacio Aldecoa

Nadie encendía las lámparas, Felisberto Hernández

Espantapájaros, Oliverio Girondo



Javier Sáez de Ibarra (Vitoria, 1961) vive en Madrid y ha publicado tres libros de cuentos en Páginas de Espuma: El lector de Spinoza (2004), Propuesta imposible (2008) y Mirar al agua. Cuentos plásticos (2009), que obtuvo el I Premio Internacional de Narrativa Breve `Ribera del Duero´.
Trabaja en un Instituto público de secundaria como profesor de Lengua y Literatura.


09 abril, 2010

Bernès y el trío infernal




Por Eduardo Berti


Versión resumida de una entrevista publicada originalmente en "Tres puntos", Buenos Aires, septiembre de 1999


En 1975, Jean Pierre Bernès pidió ser enviado a la Argentina para trabajar como agregado cultural en la embajada de Francia, con un profundo y secreto motivo: conocer a Borges, ese escritor que lo deslumbraba. Muy pronto tuvo la oportunidad, en un asado. Se le acercó, conversaron y lo llevó en auto de regreso a su casa de la calle Maipú. Antes de despedirse, Borges le dejó un acertijo: ¿quién era el autor de aquel poema que rimaba, en francés, "jusqu'au" con "Vasco"?
«Averígüelo y nos volvemos a ver», desafió Borges. Incansable, Bernès halló la respuesta: era Mallarmé.

Nueve años más tarde, Bernès recibió la misión de coordinar y establecer la edición de las obras completas de Borges en francés. Corría 1984. Bernès ya estaba de vuelta en Francia; Borges, a esta altura su amigo, fijó con él las pautas de trabajo.


¿Qué fue lo que más le sorprendió de Borges cuando lo conoció?

Su naturalidad y su obsesión literaria. Su gusto por la conversación y su inmensa generosidad. Hacía creer a cualquiera que era un interlocutor a su altura y que podía entrar en su juego. También su sentido del humor. No daba la impresión de tomarse en serio, no era un intelectual. Creo que han deformado su imagen. En realidad era sumamente sensible. Quizás algo... no digo egoísta, pero sí un poco reservado o depresivo.


Durante cuatro años, una o dos veces por semana, usted fue a cenar con Borges en casa de Bioy y Silvina Ocampo. O sea que fue un testigo privilegiado de esa amistad.


Aquella era una amistad de a tres. Victoria Ocampo los apodaba "el trío infernal". Yo diría, por mi parte, que eran una versión argentina de los "enfants terribles" de Cocteau. Y los más terribles eran Silvina y Borges. Lo curioso es que esta relación se daba siempre de dos porque a Borges le costaba mucho mantener un diálogo con más de un interlocutor. Si Borges trabajaba con Adolfito en su escritorio, yo estaba con Silvina en otra habitación. Luego, a la mesa, ocurría lo mismo: no éramos cuatro sino dos series de dos. Muy raramente interveníamos todos, salvo cuando uno pronunciaba un verso en español o en francés y todos recitábamos, como en un juego, a ver quién llegaba antes al final del poema. A veces, en verano, los encuentros terminaban en Plaza Francia. Ibamos a un banco de la plaza para seguir conversando.


¿De qué cosas conversaban?


Se hablaba mucho de los ausentes. Y lo más divertido era el costado chismoso. Existía una suerte de código secreto. La gente era mencionada con sobrenombres: "El peronista mundano", "La mierdita".


¿Y usted sabía de quién se hablaba?


Claro, si lo había visto cinco minutos antes... A lo sumo, Silvina se encargaba de decirme quién era.


¿Cómo fue su último encuentro con Borges?


Lo recuerdo perfectamente. Fue en Ginebra, a comienzos de junio de 1986. Estábamos trabajando. Releíamos las obras, revisábamos las traducciones. De pronto me propuso un recorrido por la historia de la literatura universal. Era como el juicio final, porque yo escogía un país y él nombraba los dos o tres escritores de su preferencia. En algunas casos, el primer nombre venía enseguida. En Italia, Dante; en Inglaterra, Shakespeare; en España, Cervantes. Con respecto a Francia, Borges no encontraba ninguno emblematico. Finalmente eligió a Montaigne. Luego dudó entre Voltaire o Verlaine. En Voltaire veía la calidad deslumbrante del francés clásico, mientras que Verlaine encarnaba, para él, la poesía en estado puro. Para Borges la poesía era
música, en esencia. Claro que desarrolló esta idea un poco tarde, cuando quedó ciego y dictaba los poemas subrayando su cadencia.


07 abril, 2010

Quincas Borba

En estos días estamos festejando dos años de existencia en la calle (publicando) de la editorial La Compañía. E iniciamos nuestro tercer año de actividades con un nuevo libro: la asombrosa novela "Quincas Borba" del genial escritor brasileño Joaquim Maria Machado de Assis, en traducción de Marcelo Cohen (autor también de un posfacio).



Un filósofo llamado Quincas Borba muere y le deja todas sus riquezas a Rubião, un maestro de provincia, a condición de que cuide a su perro, también llamado Quincas Borba. El repentino e inesperado ascenso social de Rubião dispara una tragicomedia que desnuda los intereses ocultos de la sociedad de la época. Las ambiciones sociales y políticas del protagonista, los advenedizos que se aprovechan de su liberalidad y los amores clandestinos con los que él fantasea marcarán su rápido camino de descenso.

Con humor e ironía, Machado de Assis logra comprender los procesos que atravesaba Brasil e interpreta hondamente la compleja identidad de su país. No por nada Araripe Júnior –compatriota y contemporáneo del autor– llegó a preguntarse en 1893 si el personaje Rubião no era el propio Brasil; no por nada aún permanece en la memoria colectiva de los brasileños una frase de la novela: “Al vencedor, las papas”.

Leer Quincas Borba es entender la relevancia y vigencia de Machado de Assis. El texto se inscribe en la tradición del siglo XIX, pero de algún modo anticipa las vanguardias literarias del siglo XX. La estructura y ciertos recursos como las intromisiones del narrador explican por qué Woody Allen dijo que los libros del brasileño podrían haberse escrito este mismo año.

EL AUTOR

Joaquim Maria Machado de Assis sobresale en la historia no sólo como uno de los más grandes autores latinoamericanos del siglo XIX, sino también como una figura inevitable para la temprana conformación de una identidad brasileña. Descendiente de africanos y portugueses, nació y murió en Río de Janeiro. Fue periodista, dramaturgo, narrador, poeta y ensayista. En 1896 fundó la Academia Brasileña de Letras. Su obra, que en un principio se inscribió en el romanticismo, marcó un quiebre hacia el estilo realista con Memorias póstumas de Blas Cubas, cuyos personajes reaparecerían en Quincas Borba y Don Casmurro. Hoy es considerado, con justicia, uno de los más grandes narradores universales.

John Updike afirmó: "En Estados Unidos tenemos el jazz y casi únicamente eso. No existen personajes como Machado de Assis, un mulato considerado entre los más grandes escritores del país". António Cândido, en tanto, asegura que Machado de Assis dio “ejemplo de cómo se hace literatura universal mediante la profundización de las sugestiones locales... Es el escritor más brasileño que jamás existió, y ciertamente el mayor”.


“En la narrativa distanciada de Machado la trama muestra constantemente el revés […] Machado está diciendo que sólo un cuidadoso despliegue de procedimientos permitirá honrar la espontaneidad de la vida. Puede que en toda la novela de fines del XIX sólo la vía de Henry James haya llegado más lejos en el arte de la ambigüedad” (del Posfacio de Marcelo Cohen).

Más información, aquí.

06 abril, 2010

Un invento llamado Book



Hace algún tiempo reproduje en este blog un texto de Juan Villoro donde se especulaba con qué ocurriría de inventarse aquí y ahora mismo el libro (ver texto). Algo por el estilo han hecho los autores de este sarcástico video:




Más en: http://www.leerestademoda.com

04 abril, 2010

Asombro



Me pregunto, dijo alguna vez el gran pintor británico Stanley Spencer, ¿qué acontecimiento en la vida de Dios propició la creación de los Alpes?

Margo Glantz y sus miniaturas de Saña, libro que en la Argentina acaba de publicar Eterna Cadencia.

Más miniaturas de "Saña", aquí

03 abril, 2010

Los mundos de papel de H. C. Andersen




Ayer, 2 de abril, se cumplieron 205 años del nacimiento del fabulista y poeta danés Hans Christian Andersen, y el sitio Google le rindió tributo cambiando (como suele hacerlo) su logotipo habitual por otro, que en este caso fue así:


Todo el mundo (o casi todo el mundo) conoce al menos uno de los cuentos más famosos de Andersen, como "El patito feo", "La sirenita", "El sastrecillo valiente" o "El traje nuevo del emperador"; pero menos gente sabe que otra gran pasión de Andersen fue la de hacer siluetas de papel blanco recortado, que en muchos casos se vinculan temáticamente con la escritura de sus relatos.

Así lo cuenta, por ejemplo, Beth Wagner Brust en su libro The Amazing Paper Cuttings of Hans Christian Andersen.


Wagner Brust recopila y examina gran parte de las figuras o "kirigami" (como dicen los japoneses) de Andersen, hechas con "un enorme par de tijeras"—según testigos—, sin ningún trazado o esquema previo, y cuyos originales se exhiben actualmente en el museo consagrado al escritor en Odense, su ciudad natal.

Autodidacta y eximio contador de sus propios cuentos, Andersen también llegó a fabricar marionetas. Y a menudo empleaba ambos recursos (las marionetas o las figuras recortadas) como complemento a sus narraciones en voz alta, que hacían las delicias de los niños. Sin embargo, como apunta Wagner Brust, nunca usó estas figuras de papel para ilustrar sus libros.

Aun cuando nadie puede asegurar cuántas figuras llegó a hacer Andersen, se calcula que sobrevivieron unas 250 figuras que representan desde brujas, demonios, elfos o duendes hasta palacios, castillos, árboles o cisnes.


Más de un cuento de Andersen hace referencia a esta pasión del autor. Se recordará que el gran amor del soldadito de plomo era ni más ni menos que una bailarina de papel recortado. Y en un cuento menos célebre ("La flores de la pequeña Ida") puede leerse, en las primeras líneas:

-¡Mis flores se han marchitado! -exclamó la pequeña Ida.

-Tan hermosas como estaban anoche, y ahora todas sus hojas cuelgan mustias. ¿Por qué será esto? -preguntó al estudiante, que estaba sentado en el sofá. Le tenía mucho cariño, pues sabía las historias más preciosas y divertidas, y era muy hábil además en recortar figuras curiosas: corazones con damas bailando, flores y grandes castillos cuyas puertas podían abrirse. Era un estudiante muy simpático.


Más siluetas de papel de Andersen, aquí.

02 abril, 2010

El fantasma y Dalí


La presencia de un supuesto fantasma en una exposición de Salvador Dalí que se realiza en Mérida (sureste de México), ha causado revuelo entre los internautas mexicanos. Algunos portales informativos se han hecho eco de la presunta aparición de una "presencia extraña" en una sala en la que se exhiben las obras del reconocido pintor.

Un día después de la inauguración de la muestra Las miradas del sueño en la capital yucateca, que incluye algunas obras cedidas por la Fundación Museo de Artes del Grabado, varios miembros de la guardia municipal se percataron de la presencia de una «persona» a través de las cámaras de seguridad.

Ante el temor de un posible robo, dos agentes armados se dirigieron a la sala pero no encontraron a nadie. Sin embargo, el video de las cámaras de seguridad (que circula en Internet) muestra una sombra que se desplaza por el centro cultural.

En un momento dado, la sombra se sitúa detrás de los agentes que reciben instrucciones de sus compañeros para ubicar la «extraña presencia».

En las imágenes se puede ver a los agentes intentando tocar al «fantasma» siguiendo las instrucciones de sus compañeros.

Pese a que ninguna autoridad ha confirmado la originalidad del vídeo, éste circula en varias webs causando el asombro de los internautas.


Enlace original: http://www.lavozdegalicia.es/genteytelevision/2010/03/10/00031268251641949117551.htm






El video de Youtube, con narrador muy compenetrado en el caso:

http://www.youtube.com/watch?v=cnX9V0B_dPo

01 abril, 2010

Rivarol


El conde Antoine de Rivarol es uno de los pensadores más singulares y desconocidos del siglo XVIII, autor de sentencias y reflexiones humorísticas que despertaron la admiración de Honoré de Balzac y Ernst Jünger, entre otros.

Nacido en Francia en 1753, hijo de un descendiente de italianos (Rivaroli) que amaba a Dante y escribía poemas, Rivarol fue un moralista implacable y escéptico. Basta con leer sus “Pensamientos”, inéditos en castellano hasta hace un par de años, cuando la editorial española Periférica decidió traducirlos:

“Sé que no ganamos nada con probar a los que se han equivocado que no nos hemos equivocado como ellos”.

“Un hombre se vuelve importante y, de pronto, las personas se convierten en yedra porque él se ha convertido en roble”.

“Un poco de filosofía, aleja de la religión; mucha, hace volver”

“La gramática es la física experimental de las lenguas”

“Observemos cómo entre los antiguos existía religión sin que hubiese clero y como entre los pueblos modernos resulta lo contrario”

“Siempre poseemos suficiente fuerza dentro de nosotros para soportar la desdicha de los demás, pero tal vez no poseamos tanta para soportar su dicha”