19 julio, 2010

El martirio de un poeta


Un poeta vive entre la casa de un herrero y la de un calderero.


Martirizado por los ruidos, les da dinero a los dos para que se muden.


Ellos aceptan y cumplen: el calderero se muda a la casa del herrero y el herrero se instala en la casa del calderero.



Antonio Di Benedetto (“El silenciero”)