07 abril, 2010

Quincas Borba

En estos días estamos festejando dos años de existencia en la calle (publicando) de la editorial La Compañía. E iniciamos nuestro tercer año de actividades con un nuevo libro: la asombrosa novela "Quincas Borba" del genial escritor brasileño Joaquim Maria Machado de Assis, en traducción de Marcelo Cohen (autor también de un posfacio).



Un filósofo llamado Quincas Borba muere y le deja todas sus riquezas a Rubião, un maestro de provincia, a condición de que cuide a su perro, también llamado Quincas Borba. El repentino e inesperado ascenso social de Rubião dispara una tragicomedia que desnuda los intereses ocultos de la sociedad de la época. Las ambiciones sociales y políticas del protagonista, los advenedizos que se aprovechan de su liberalidad y los amores clandestinos con los que él fantasea marcarán su rápido camino de descenso.

Con humor e ironía, Machado de Assis logra comprender los procesos que atravesaba Brasil e interpreta hondamente la compleja identidad de su país. No por nada Araripe Júnior –compatriota y contemporáneo del autor– llegó a preguntarse en 1893 si el personaje Rubião no era el propio Brasil; no por nada aún permanece en la memoria colectiva de los brasileños una frase de la novela: “Al vencedor, las papas”.

Leer Quincas Borba es entender la relevancia y vigencia de Machado de Assis. El texto se inscribe en la tradición del siglo XIX, pero de algún modo anticipa las vanguardias literarias del siglo XX. La estructura y ciertos recursos como las intromisiones del narrador explican por qué Woody Allen dijo que los libros del brasileño podrían haberse escrito este mismo año.

EL AUTOR

Joaquim Maria Machado de Assis sobresale en la historia no sólo como uno de los más grandes autores latinoamericanos del siglo XIX, sino también como una figura inevitable para la temprana conformación de una identidad brasileña. Descendiente de africanos y portugueses, nació y murió en Río de Janeiro. Fue periodista, dramaturgo, narrador, poeta y ensayista. En 1896 fundó la Academia Brasileña de Letras. Su obra, que en un principio se inscribió en el romanticismo, marcó un quiebre hacia el estilo realista con Memorias póstumas de Blas Cubas, cuyos personajes reaparecerían en Quincas Borba y Don Casmurro. Hoy es considerado, con justicia, uno de los más grandes narradores universales.

John Updike afirmó: "En Estados Unidos tenemos el jazz y casi únicamente eso. No existen personajes como Machado de Assis, un mulato considerado entre los más grandes escritores del país". António Cândido, en tanto, asegura que Machado de Assis dio “ejemplo de cómo se hace literatura universal mediante la profundización de las sugestiones locales... Es el escritor más brasileño que jamás existió, y ciertamente el mayor”.


“En la narrativa distanciada de Machado la trama muestra constantemente el revés […] Machado está diciendo que sólo un cuidadoso despliegue de procedimientos permitirá honrar la espontaneidad de la vida. Puede que en toda la novela de fines del XIX sólo la vía de Henry James haya llegado más lejos en el arte de la ambigüedad” (del Posfacio de Marcelo Cohen).

Más información, aquí.

2 comentarios:

Marcelo dijo...

Soy fana de Jorge Amado, el cual también tiene un Quincas, pero Berro D Agua.
De Machado no leí nada aunque sé de su importancia en la literatura brasileña. Será cuestión de enmendar esa omisión!
Un saludo

Lely Vehuel dijo...

Hace tiempo que no me pasaba por aquí, plasme algo y salí de visita, perdón por la tardanza pero aquí estoy siempre es mejor tarde que nunca, que voy a decirte hoy de tu blog, solo que esta cada día mejor, fantástico me encanta venir por aquí, te invito a leer algo nuevo en peregrino de sabiduría.